(What's the Right Weight for Me?)

Los programas de televisión, las películas y las revistas muestran imágenes de personas delgadas. ¿Eso significa que estar delgado es lo mejor? No necesariamente.

Como personas, tenemos distintos tamaños y formas, y el mejor peso para ti es el que te corresponde según el tipo y el tamaño de tu cuerpo. Puede ser poco saludable ser demasiado delgado si estás comiendo menos alimentos que los que tu cuerpo necesita. Comer suficientes alimentos es como poner gasolina en un automóvil, ¡si se acaba la gasolina, deja de funcionar!

Tener sobrepeso tampoco es bueno. Es posible que los niños con sobrepeso no estén recibiendo la nutrición adecuada si los alimentos que comen tienen muchas grasas y calorías pero carecen de los demás nutrientes necesarios para mantenerlos fuertes y saludables. La mejor solución consiste en comer una variedad de alimentos saludables, sin olvidarnos de las frutas y verduras. Así tenemos combustible de gran calidad en nuestro tanque y estamos listos para todo.

Todos necesitamos una dieta saludable y balanceada para crecer, combatir las infecciones, tener un buen rendimiento en la escuela y los deportes, y sentirnos bien simplemente. Por esa razón, sigue leyendo este artículo y sabrás cuál es el peso correcto para ti.

¿Qué es lo que me hace tener el peso que tengo?

Esta pregunta no se puede responder fácilmente. Tu composición genética, los rasgos físicos que heredaste de tus padres, son sumamente importantes a la hora de determinar tu tamaño y tu peso.

Lo mismo se puede decir de tu tipo corporal. ¿Alguna vez has escuchado que alguien llama a una persona "huesuda"? Es una forma de decir que esa persona tiene un gran cuerpo con un gran esqueleto. Los huesos grandes suelen pesar más que los huesos pequeños. Por esa razón es posible que dos niños con la misma estatura, pero pesos diferentes, tengan ambos el peso adecuado.

Al igual que tu estatura o el tipo de tu cuerpo, tus genes determinan en gran medida el peso que tendrás. Pero ésos son sólo algunos de los factores. El sobrepeso puede ser una característica común en la familia de una persona, pero es posible que no se deba a sus genes. Los malos hábitos de comidas y la falta de ejercicio también pueden ser una característica común en una familia y pueden ser la causa del sobrepeso en sus miembros. Y aun cuando algunos niños aumentan de peso con mayor facilidad que otros, si comen correctamente y hacen ejercicio, la mayoría de los niños pueden tener un peso saludable y satisfactorio que sea el adecuado para ellos. Es cierto: tu forma de vida puede cambiar tu aspecto físico.

Tu peso es el resultado del equilibrio entre las calorías que comes y las calorías que quemas. Si comes más calorías que las que necesita tu cuerpo, aumentarás demasiado de peso. Si en tu tiempo libre te dedicas a ver televisión, tu cuerpo no quemará tantas calorías como si te pusieras a jugar baloncesto, patinar o incluso caminar. Si logras ese equilibrio, tu peso seguirá siendo el adecuado para ti durante tu crecimiento. Pero si comes más y haces menos ejercicio, puedes llegar a tener sobrepeso. Por otra parte, si comes menos y haces más ejercicio, puedes adelgazar.

¿Qué ocurre si creo que mi peso no es el correcto?

Primero, habla con tu mamá o tu papá. Ellos podrían aconsejarte sobre cómo comer saludablemente y hacer ejercicio. Seguidamente, piensa en las formas de ayudarte a conseguir el peso correcto. Incluso cambios pequeños pueden ponerte en el buen camino. Por ejemplo, si tienes sobrepeso, bastan 10 minutos de ejercicio tres veces al día para marcar la diferencia. Hay muchas formas de mantenerse activo: practicar deportes en equipo (como baloncesto o voleibol), tomar clases de defensa personal, trabajar en el jardín de tu hogar, bailar, correr, nadar e incluso dar paseos por un centro comercial. Haz que el ejercicio sea divertido para ti escogiendo actividades que te gusten. Por ejemplo, da un paseo con tu perro por la mañana, juega con tus amigos al mediodía y ayuda a tu mamá en el jardín por la tarde.

La mayoría de los niños que pesan menos que otros niños de su edad normalmente están bien de salud y no necesitan hacer un esfuerzo para comer más si no tienen hambre. Recuerda: un peso más bajo puede ser el peso correcto para alguien que tenga una estatura menor a la estatura promedio. Los cuerpos de muchos niños que pesan menos que el promedio simplemente están creciendo y cambiando con mayor lentitud y con frecuencia alcanzan a los demás en tamaño más adelante en la adolescencia. Algunos niños pueden tener menos peso debido a problemas de salud. Si tú o tus padres están preocupados por este problema, pídeles que hablen con tu médico. Aunque tengas menos peso que lo normal, es importante elegir alimentos saludables; las pautas de nutrición de la Pirámide nutricional pueden ayudarte en este caso y los ejercicios siguen siendo una excelente idea, ¡sobre todo porque ayudan a desarrollar músculos fuertes!

¿Cuándo debo consultar a un médico o a un nutricionista?

Siguiendo los consejos de tus padres, siempre dispondrás de muchas maneras para hacer cambios por tu cuenta; pero si necesitas más ayuda, pídeles a tus padres que consulten a un médico o a un nutricionista diplomado. Estos profesionales tienen tablas que indican los límites de peso saludable para los niños de cualquier estatura y edad, por eso te podrán ayudar a determinar si tienes el peso correcto.

También puedes aprender cuáles son los alimentos saludables. Muchos médicos y nutricionistas utilizan las pautas de nutrición de la Pirámide nutricional porque muestran la variedad de alimentos que tu cuerpo necesita y la cantidad de los diferentes grupos de alimentos que debes comer para mantenerte saludable. Para que tus músculos, huesos y células del cerebro puedan crecer y funcionar correctamente, debes comer alimentos de los principales grupos alimenticios: granos (que encontrarás en el pan, los cereales y las pastas), frutas y verduras, carnes, aves de corral (como el pollo), nueces y frijoles, productos lácteos y cantidades menores de grasas y aceites. ¡Y no te excedas con los dulces!

Si tú y tus padres consultan a un médico o nutricionista, podrán aprender a elegir alimentos más saludables y mejorar sus hábitos como, por ejemplo, la cantidad de ejercicio que deben hacer. Todos los miembros de la familia pueden colaborar en el desarrollo de un estilo de vida más saludable.

Consejos para los niños acerca del peso

Mantener un peso saludable significa:

  • Saber cuál es el peso correcto para tu edad, estatura y tipo de cuerpo (es en ese aspecto donde puede ser útil la charla con un adulto y la consulta a un médico o nutricionista).
  • Darle a tu cuerpo la cantidad correcta de alimentos que sean buenos para ti. Con una nutrición apropiada, puedes crecer, jugar, tener un buen rendimiento en la escuela y sentirte bien contigo mismo.
  • Hacer ejercicios diariamente para desarrollar músculos y huesos fuertes, y tener un corazón sano.

No te preocupes por el peso de tus amigos. En cambio, esfuérzate por conseguir el peso correcto para ti. Ser delgado no es necesariamente "bueno" ni tampoco es "malo" pesar un poco más, al igual que ser más alto no es necesariamente "bueno" ni ser más bajo es "malo". Si no tienes un peso saludable, comienza a hacer pequeños cambios para alcanzar tus metas en cuanto al peso. Ya sea para adelgazar o aumentar de peso, los hábitos alimenticios saludables y el ejercicio regular te ayudarán a lograr tus objetivos.

Actualizado y revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2008