• Home
  • Health Library

Health Library

Un antibiótico podría aumentar los riesgos cardiacos en algunas personas

Las personas con arritmias subyacentes quizá deban evitar la claritromicina, sugiere un estudio

MARTES, 19 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Tomar el antibiótico de uso común claritromicina podría aumentar las probabilidades de algunos pacientes de morir de causas relacionadas con el corazón, sugiere un estudio reciente.

Dado que millones de personas reciben este antibiótico cada año, los hallazgos ameritan una afirmación urgente, apuntaron los investigadores daneses responsables del estudio. Pero enfatizaron que el riesgo real es bajo y que las directrices de uso del fármaco no deben cambiar hasta que haya más información disponible.

Pero el hallazgo no sorprendió a una experta en el corazón.

"Algunos antibióticos de uso común se deben tomar con precaución, sobre todo en las personas en riesgo de enfermedad cardiaca", señaló la Dra. Suzanne Steinbaum, cardióloga preventiva del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

"Como se ha mostrado antes, no todos los antibióticos son iguales respecto al aumento del riesgo de muerte cardiovascular", dijo. "Si tiene una afección cardiaca subyacente, asegúrese de hablarlo con su médico antes de tomar un antibiótico recetado. Sin duda hay alternativas más seguras".

La claritromicina y otro antibiótico conocido como roxitromicina pertenecen a un grupo de antibióticos llamados macrólidos. Se cree que los macrólidos aumentan el riesgo de problemas potencialmente letales con el ritmo cardiaco, explicaron los investigadores daneses.

En el estudio, analizaron a más de 5 millones de tratamientos con antibióticos con claritromicina, roxitromicina o penicilina V administrados a adultos daneses de 40 a 74 años entre 1997 y 2011.

En ese periodo, ocurrieron 285 muertes cardiacas, 18 durante el uso de claritromicina y 32 durante el uso de roxitromicina. Tras ajustar por otros factores, los investigadores concluyeron que el uso actual de claritromicina se asociaba con un aumento del 76 por ciento en el riesgo de muerte cardiaca, en comparación con el uso de la penicilina V.

La diferencia en el riesgo absoluto fue de 37 muertes cardiacas por un millón de tratamientos con claritromicina. Los autores anotaron que no hubo un aumento en el riesgo de muerte cardiaca después de detener el tratamiento con claritromicina.

El uso actual o anterior de roxitromicina no se asoció con un aumento en el riesgo de muerte cardiaca, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 19 de agosto de la revista BMJ.

El estudio "es el primer estudio observacional a gran escala basado en la población que muestra un aumento significativo en el riesgo cardiaco con la claritromicina y la seguridad cardiaca relativa de la roxitromicina", escribió un equipo liderado por Henrik Svanstrom del Statens Serum Institut, en Copenhague.

Como el estudio era observacional, o sea que observaba datos del pasado, no pudo probar causalidad. Pero una experta familiarizada con los antibióticos afirmó que los hallazgos ameritan preocupación.

Aunque el riesgo para un paciente en particular es muy pequeño, "debe ser tomado en cuenta por los médicos antes de recetar este antibiótico", afirmó la Dra. Ambreen Khalil, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. "Los pacientes con afecciones cardiacas subyacentes que toman fármacos que afecten al ritmo cardiaco podrían ser particularmente vulnerables", planteó.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la claritromicina (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a692005-es.html ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Ambreen Khalil, M.D., infectious disease specialist, Staten Island University Hospital, New York City; Suzanne Steinbaum, M.D., preventive cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City; BMJ, news release, Aug. 19, 2014