• Home
  • Health Library

Health Library

La investigación médica todavía sigue dejando fuera a las mujeres, según un informe

A pesar de que la ley de 1993 ordena su inclusión en los ensayos financiados por el gobierno, los expertos afirman que todavía hay mucho por hacer

LUNES, 3 de marzo de 2014 (HealthDay News) -- Dos décadas después del hito que marcó una ley que ordenaba que las mujeres tuvieran representación en la investigación médica financiada por el gobierno, un nuevo informe revela que el mundo de la ciencia sigue ignorando los problemas de salud exclusivos de las mujeres mucho más de lo que debería.

"La ciencia que informa a la medicina no toma en consideración, de forma rutinaria, el impacto del sexo, y esto sucede en algunas de las etapas iniciales de la investigación, en estudios con animales y con humanos", afirmó la autora del informe, la Dra. Paula Johnson. Los nuevos hallazgos se presentarán el lunes en una cumbre nacional sobre las cuestiones de salud de las mujeres en Boston.

Aunque las mujeres se incluyen ahora de manera más rutinaria en los ensayos clínicos y ha emergido un campo entero de la salud de las mujeres más allá de la salud reproductiva, "todavía existen enormes carencias en el proceso científico en relación a las mujeres", señaló Johnson, directora ejecutiva del Centro Connors para la Salud de la Mujer del Hospital Brigham and Women's de Boston.

Las últimas estadísticas son realmente desalentadoras:

  • Menos de una tercera parte de los participantes en ensayos clínicos sobre cuestiones cardiovasculares son mujeres, y solo una tercera parte de los ensayos que incluyen a mujeres reportan resultados específicos según el sexo. Sin embargo, la enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte entre las mujeres de EE. UU.
  • Menos del 45 por ciento de los estudios con animales sobre la ansiedad y la depresión usan animales hembras, aunque la depresión es una causa principal de enfermedad en las mujeres de todo el mundo.
  • Los investigadores del cáncer de pulmón con frecuencia no incluyen un análisis de los datos por sexo o por factores específicos de cada sexo, a pesar de que el cáncer de pulmón se comporta de forma diferente en las mujeres que no fuman que en los hombres que no fuman. Esta enfermedad acaba con la vida de más mujeres cada año que los cánceres de mama, ovario y útero en conjunto.
  • El riesgo general de una mujer a lo largo de su vida de contraer Alzheimer es casi el doble que el de un hombre, y se ha pensado que esto se debe simplemente a que las mujeres viven más tiempo. Pero las hormonas podrían tener su importancia.

Un experto explicó la importancia de incluir a las mujeres en la investigación médica.

"A menos que se estudien las poblaciones que se están tratando, realmente no se sabe cómo va a responder la población", afirmó la Dra. Lynn Gordon, decana asociada de asuntos de diversidad cultural, en la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, en Los Ángeles.

No obstante, dijo Gordon, muchos investigadores no quieren hacer estudios de mujeres en edad reproductiva debido a sus fluctuaciones hormonales mensuales, por ejemplo.

"Cuando se hacen estudios con animales, lo que se quiere es hacer las cosas de la forma más estandarizada posible", explicó. "Si añade el sexo, ¿cómo se estandariza, sobre todo teniendo en cuenta las cuestiones hormonales?", pero eso no es una excusa para la disparidad, indicó Gordon.

Gordon afirmó que el embarazo y la seguridad de los niños que aún no han nacido también preocupan. "De nuevo, no estoy dando excusas ni diciendo que se trata de una razón adecuada, sino que se trata de una preocupación que tienen los investigadores", indicó.

Gordon añadió que también se podrían realizar más estudios sobre la historia natural de las enfermedades de las mujeres, ya que solo requieren hacer un seguimiento a las mujeres, y no la exposición de nadie a una terapia experimental.

Johnson dijo que podría haber una necesidad de que se refuerce de manera más rigurosa a la ley. "El alcance de la ley podría ser demasiado limitado como para abordar todas las dinámicas del problema", dijo.

Hizo un llamado a los líderes políticos, científicos y empresariales para que hicieran un esfuerzo para aplicar las diferencias entre los sexos en la investigación.

"Realmente tenemos que aumentar la concienciación", dijo Johnson. "Hay una carencia general de concienciación en nuestra población".

El informe también recomienda que haya más transparencia en la investigación sobre los medicamentos y los dispositivos médicos, y sugiere que los ensayos clínicos deberían llevar consigo una renuncia a la responsabilidad legal si no incluyeron suficientes participantes mujeres. Johnson afirmó que otro objetivo es adoptar prácticas de atención clínica que usen perspectivas basadas en el sexo en el ámbito de la atención médica y la investigación médica.

Las mujeres han de dar un impulso a la conversación, dijo la Dra. Eve Higginbotham, vicedecana de diversidad cultural e integración en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

"Todavía tenemos una gran cantidad de sesgo dentro de la medicina académica, y lo cierto es que depende de las personas que realizan los estudios", dijo Higginbotham. "Las mujeres siguen teniendo dificultades para llegar a los niveles más altos de la medicina académica. En muchos casos, los principales conductores de muchos de estos estudios no son mujeres".

Higginbotham indicó que en los niveles más altos de la academia de las facultades de medicina siguen habiendo pocas mujeres: las mujeres representan solo el 5 por ciento de los profesores de medicina en Estados Unidos.

"Los cambios llevan tiempo, y va a hacer falta una serie de factores para impulsar eso", añadió Higginbotham. "Celebrar la cumbre es un buen primer paso al menos para reconocer la falta de progreso que se ha hecho y para hacer que las personas estén más concienciadas".

Más información

Aquí hay más información sobre la cumbre sobre la salud de las mujeres (http://www.brighamandwomens.org/Departments_and_Services/womenshealth/ConnorsCenter/Policy/summithome.aspx ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Paula Johnson, M.D., executive director, The Connors Center for Women's Health, Brigham and Women's Hospital, and professor, medicine, Harvard Medical School, Boston; Eve Higginbotham, M.D., vice dean, diversity and inclusion, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania, Philadelphia; Lynn Gordon, M.D., Ph.D., associate dean, diversity affairs, and professor, ophthalmology, David Geffen School of Medicine, University of California, Los Angeles; March 3, 2014, report Charting the Course: A National Policy Summit on the Future of Women's Health