• Home
  • Health Library

Health Library

El vinagre podría ser una forma barata y segura de matar al germen de la TB

Un descubrimiento accidental podría ayudar a los laboratorios y a las clínicas a desinfectar, sobre todo en los países pobres

JUEVES, 27 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Tal vez en la despensa de la cocina haya una potente arma contra una peligrosa clase de bacteria, sugiere una investigación reciente.

Los científicos dicen que el vinagre común podría ser una forma barata, no tóxica y efectiva de matar a las micobacterias que se hacen cada vez más resistentes a los fármacos, lo que incluye al germen que provoca la tuberculosis (TB).

Aunque los investigadores con frecuencia usan cloro para limpiar la bacteria de la tuberculosis de las superficies, los autores del estudio apuntaron que el cloro es tanto tóxico como corrosivo. Por otro lado, otros desinfectantes podrían ser demasiado costosos para los laboratorios de TB en los países pobres donde la enfermedad generalmente ocurre.

Pero el equipo de investigación halló que el ácido acético, el ingrediente activo del vinagre, hace el trabajo de forma barata y efectiva.

"Se sabe que las micobacterias provocan tuberculosis y lepra, pero las micobacterias que no son TB son comunes en el ambiente, incluso en el agua corriente, y son resistentes a los desinfectantes de uso común", señaló en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Microbiología (American Society of Microbiology) el autor principal del estudio Howard Takiff, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, en Caracas.

"Cuando contaminan los lugares en que se realizan cirugías o procedimientos cosméticos, pueden provocar infecciones graves", añadió. "Son innatamente resistentes a la mayoría de los antibióticos, requieren meses de terapia y pueden dejar cicatrices que deforman".

Según Takiff, el peligro es especialmente alto en los países menos ricos.

"Muchos procedimientos cosméticos se realizan fuera del ámbito hospitalario en los países en desarrollo, donde no hay desinfectantes efectivos disponibles", explicó. "Estas bacterias son patógenos emergentes. ¿Cómo nos deshacemos de ellas?".

El equipo de Takiff descubrió accidentalmente que el vinagre podía matar a las micobacterias mientras evaluaba un fármaco que debía disolverse en ácido acético. El vial que contenía solo ácido acético (sin el fármaco) seguía matando a las bacterias, notó el equipo.

Tras ese descubrimiento, evaluaron varias concentraciones de ácido acético y distintas duraciones de la exposición. Con la ayuda de científicos del Colegio de Medicina Albert Einstein en la ciudad de Nueva York, los investigadores hallaron que las cepas de tuberculosis expuestas a una solución de ácido acético del 6 por ciento (un poco más concentrado que el vinagre estándar) mataba de forma efectiva a la tuberculosis durante 30 minutos tras la exposición.

El germen se redujo a niveles indetectables, incluso las cepas resistentes a la mayoría de antibióticos, reportó el equipo de Takiff.

Mientras tanto, en un laboratorio en Francia, Takiff también evaluó qué tan efectivo era el ácido acético contra una de las cepas de micobacteria no TB más resistente a los fármacos, la M. abscessus. Esa investigación mostró que una solución más potente del 10 por ciento de ácido acético durante 30 minutos era necesaria para matar al germen de forma efectiva. Esa solución siguió siendo efectiva cuando añadieron proteína de albúmina y glóbulos rojos para imitar lo que podría suceder en ámbitos reales de atención de salud.

La seguridad no pareció ser un problema. El estudio, que aparece en la edición en línea del 25 de febrero de la revista mBio, halló que incluso una solución de ácido acético del 25 por ciento es solo un irritante menor, y que 100 dólares podría comprar suficiente de este ingrediente como para desinfectar hasta cinco galones de cultivos o muestras clínicas de tuberculosis.

"Hay una necesidad real de desinfectantes menos tóxicos y menos caros que puedan eliminar a las micobacterias TB y no TB, sobre todo en los países con pocos recursos", planteó Takiff.

"Por ahora esto es simplemente una observación interesante", anotó en el comunicado de prensa. "El vinagre se ha usado durante miles de años como un desinfectante común, y simplemente ampliamos estudios de principios del siglo XX sobre el ácido acético. Todavía está por determinarse si podría resultar útil en la clínica o en los laboratorios de micobacterias para esterilizar el equipo médico o para desinfectar los cultivos o los especímenes clínicos".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre las infecciones con micobacterias (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/mycobacterialinfections.html ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: American Society for Microbiology, news release, Feb. 25, 2014