• Homect_img
  • Health Information

Health Library

Se relaciona el smog con un riesgo mayor de cáncer de pulmón e insuficiencia cardiaca

Hasta los niveles de contaminación bajos se vinculan con efectos dañinos, según los estudios

MIÉRCOLES, 10 de julio (HealthDay News) -- Hay más evidencias de que el smog aumenta el riesgo de una persona tanto de cáncer de pulmón como de insuficiencia cardiaca, aunque se trate de cantidades pequeñas y cortas de contaminación dañina para el cuerpo.

Un par de estudios europeos recientemente publicados halló que respirar de manera regular un aire sucio aunque sea con niveles bajos de contaminación aumenta el riesgo de cáncer de pulmón a largo plazo. El hallazgo se produjo a partir de la revisión de los datos de casi 313,000 personas en nueve países europeos. El estudio fue publicado en la edición en línea del 10 de julio de la revista The Lancet Oncology.

Al mismo tiempo, la exposición a corto plazo al smog también se ha relacionado con un aumento del riesgo de hospitalización o de fallecimiento por insuficiencia cardiaca, según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Edimburgo que revisó los datos de 12 países en todo el mundo, publicado el mismo día en la revista The Lancet.

Los hallazgos de los dos estudios corroboran aún más los riesgos de salud ya conocidos de la contaminación atmosférica, señaló el Dr. Albert Rizzo, ex presidente inmediato de la junta directiva de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association). Rizzo no participó en la nueva investigación.

"Muchas personas a las que no se ha diagnosticado ninguna enfermedad específica podrían no saber lo importante que es protegerse de estos contaminantes a diario. Maltratar sus vías respiratorias de forma repetida puede traer consecuencias funestas", señaló Rizzo, jefe de sección de medicina pulmonar y de cuidados críticos en el Sistema de Atención de la Salud Christiana, en Wilmington, Delaware.

El estudio sobre el cáncer de pulmón evaluó el riesgo ante la exposición a largo plazo a la materia particulada del aire al comparar los niveles de contaminación locales con los casos de cáncer reportados, en un esfuerzo dirigido por el Centro de Investigación de la Sociedad Danesa del Cáncer.

Los investigadores descubrieron que el riesgo de cáncer de pulmón aumentaba conforme se producían aunque fueran pequeños aumentos en la cantidad de contaminación particulada en el ambiente. La contaminación particulada es la clase de humo negro producido por los camiones y autobuses de gasoil y por las plantas eléctricas de carbón.

Por ejemplo, consideremos que un cabello humano tiene unos 70 micrómetros de ancho. El riesgo de cáncer de pulmón aumentó un 18 por ciento cada vez que se incrementó la cantidad de partículas de 2.5 micrómetros de ancho en 5 microgramos por metro cúbico de aire, afirmó el estudio. El riesgo aumentó un 22 por ciento cada vez que la cantidad de partículas de 10 micrómetros de ancho aumentaban en 10 microgramos por metro cúbico de aire.

"No encontramos un umbral por debajo del cual no hubiera riesgo. Los resultados mostraron una situación en la que 'cuanto más, peor, y cuanto menos, mejor'", señalaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la revista.

El otro estudio comparó las condiciones de la calidad del aire en áreas específicas con informes sobre hospitalizaciones o fallecimientos por insuficiencia cardiaca. Los investigadores descubrieron que la concentración de smog está estrechamente asociada con la hospitalización y la muerte por insuficiencia cardiaca.

De manera más específica, calcularon que el riesgo de ser hospitalizado o de fallecer por insuficiencia cardiaca aumentaba aproximadamente un 3.5 por ciento con cada incremento de 1 parte por millón de monóxido de carbono y casi un 2.4 por ciento por cada aumento de 10 partes por mil millones de dióxido de azufre.

El riesgo también aumentó un 1.7 por ciento por cada incremento de 10 partes por mil millones en los niveles de dióxido de nitrógeno, y en un 2 por ciento por cada incremento de 10 microgramos por metro cúbico de materia particulada.

El estudio estima que una reducción modesta en los niveles de materia particulada en Estados Unidos podría evitar aproximadamente unas 8,000 hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca y ahorrar más de 300 millones de dólares al año.

Los investigadores especulan con que el smog provoca la inflamación de los pulmones, que se desborda y produce un estrés en el corazón.

"Incluso un deportista joven y sano que sale a correr en un día con un nivel alto de ozono va a sentir esa exposición", afirmó Rizzo. Las personas menos sanas podrían terminar sufriendo de insuficiencia cardiaca por el aumento del estrés.

Para protegerse, las personas en zonas con altos niveles de contaminación atmosférica deberían considerar la idea de instalar filtros HEPA (por las siglas en inglés de aire de alta eficiencia contra las partículas) en sus casas, aconsejó el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

"Esto es algo que las personas pueden hacer en casa o en la oficina para filtrar el aire y hacer que parte de estas partículas dañinas queden atrapadas en los filtros", afirmó Horovitz. "Una sustancia tóxica va directa a los pulmones y no creo que sea necesaria una comprensión científica para saber que es malo que una sustancia tóxica vaya directamente a los tejidos".

Las personas también deberían evitar salir fuera en los momentos de grandes concentraciones de contaminación atmosférica, sobre todo si van a realizar tareas que conllevan un esfuerzo como cortar el césped o hacer ejercicio, indicó Horovitz.

Por su parte, Rizzo afirmó que las personas deberían presionar a la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. para que endurezca las medidas reguladoras sobre el aire limpio en el país.

Más información

Para más información sobre la contaminación atmosférica particulada, visite la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (http://www.epa.gov/pm/basic.html )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Albert A. Rizzo, M.D., immediate past chair, national board of directors, American Lung Association, and section chief, pulmonary/critical care medicine, Christiana Care Health System, Wilmington, Del.; Len Horovitz, pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; July 10, 2013, The Lancet Oncology and The Lancet, online