• Homect_img
  • Health Information

Health Library

El trabajo físico extenuante podría aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y ACV, según revelan estudios

Los investigadores afirman que un estrés mental más elevado y unos ingresos más bajos podrían tener algo que ver

JUEVES, 18 de abril (HealthDay News) -- El trabajo físico extenuante podría aumentar el riesgo de enfermedades del corazón de una persona, sugieren dos estudios recientes.

"Los médicos saben que el estrés alto puede asociarse con un riesgo más grande de enfermedades cardiacas", señaló un experto que no participó en el estudio, el Dr. Lawrence Phillips, cardiólogo del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York. "Estos dos estudios sugieren que, además de los estresantes vitales normales, las demandas físicas que una persona experimenta en el lugar de trabajo puede también aumentar su riesgo de forma independiente".

"El motivo de este [riesgo relacionado con el trabajo] no está claro, pero quizás tenga que ver con unos mayores niveles de estrés", planteó Phillips.

En un estudio, los investigadores observaron a 250 pacientes que habían sufrido un primer accidente cerebrovascular (ACV) y a 250 que habían sufrido un primer ataque cardiaco u otro tipo de evento del corazón. Los compararon con un grupo control de 500 personas sanas.

Los pacientes de ACV y del corazón eran más propensos a tener trabajos físicamente extenuantes que los del grupo de control, hallaron los investigadores. Tras tener en consideración la edad, el sexo y varios factores del estilo de vida y de la salud, concluyeron que tener un trabajo menos extenuante físicamente se asociaba con una reducción del 20 por ciento en el riesgo de un evento cardiaco o un ACV.

Los hallazgos sugieren que las personas con trabajos físicamente extenuantes deben ser consideradas como un grupo objetivo importante para la prevención de la enfermedad cardiovascular, señaló el autor del estudio, el Dr. Demosthenes Panagiotakos, profesor asociado de bioestadísticas y epidemiología de la Universidad de Harokopio en Atenas, Grecia.

Los resultados parecen estar en conflicto con las recomendaciones de que las personas deben hacer ejercicio para reducir su riesgo de problemas del corazón. Pero Panagiotakos dijo que el aumento en el riesgo de ACV y eventos cardiacos entre las personas con trabajos físicamente extenuantes podría deberse al estrés mental, mientras que el ejercicio ayuda a reducir el estrés. También dijo que las personas con trabajos físicamente extenuantes tienden a tener unos ingresos más bajos, lo que podría limitar su acceso a la atención de salud.

El estudio sugiere que el ejercicio en el tiempo libre podría ser importante para "equilibrar" el estrés físico que se encuentra en los trabajos laboriosos, comentó la Dra. Tara Narula, directora asociada de la unidad de atención cardiaca del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Narula no participó en el estudio.

"Esta delicada interacción entre la actividad laboral y la del tiempo libre amerita más investigación, con el objetivo de poder orientar adecuadamente la salud pública", afirmó.

El estudio fue presentado en una reunión de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology), que se está llevando a cabo esta semana en Roma.

En un segundo estudio presentado en la misma reunión, los investigadores observaron a más de 14,000 hombres de mediana edad que no sufrían de enfermedad cardiaca, y les dieron seguimiento, en promedio, durante unos tres años. Los investigadores hallaron que el trabajo físicamente extenuante era un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad de la arteria coronaria.

También encontraron que los hombres con trabajos físicamente extenuantes que también hacían niveles moderadamente altos de ejercicio durante su tiempo libre tenían un riesgo incluso mayor (más de cuatro veces más elevado) de desarrollar enfermedad de la arteria coronaria.

Phillips, quien también es profesor asistente del departamento de medicina del Langone de la NYU, dijo que el hallazgo fue sorprendente. "Se trata de un hallazgo nuevo, que no se había observado antes", dijo. "Se necesitarán más estudios para respaldar este hallazgo. Al igual que en muchas áreas de la medicina, quizás un abordaje universal para el ejercicio en el tiempo libre no funcione".

La autora del estudio, la Dra. Els Clays, del departamento de salud pública de la Universidad de Gante, en Bélgica, opinó sobre el estudio en un comunicado de prensa de la sociedad.

"Desde una perspectiva de la salud pública, es muy importante saber si se debe aconsejar a las personas con trabajos físicamente extenuantes que hagan actividades en su tiempo libre", señaló Clays.

"Los resultados de este estudio sugieren que la actividad física adicional en el tiempo libre en los que ya están físicamente agotados debido a sus ocupaciones diarias no induce un efecto de 'entrenamiento', sino más bien un efecto de sobrecarga sobre el sistema cardiovascular", comentó Clays.

Por otro lado, el estudio sí halló que los hombres con unos trabajos menos extenuantes físicamente tenían un 60 por ciento menos de probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón si hacían ejercicio físico en su tiempo libre.

"Se necesitarán más estudios para averiguar la causa del aumento en las enfermedades cardiacas entre las personas que tienen trabajos con unas exigencias físicas altas", comentó Phillips.

Ambos estudios solo pudieron apuntar a una asociación entre el trabajo físico duro y un mayor riesgo cardiaco, no a la causalidad. Los estudios presentados en reuniones médicas por lo general se consideran como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la enfermedad cardiaca (http://www.cdc.gov/HeartDisease/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Lawrence Phillips, M.D., assistant professor, department of medicine, Leon H. Charney Division of Cardiology, NYU Langone Medical Center, New York City; Tara Narula, associate director, cardiac care unit, Lenox Hill Hospital, New York City; European Society of Cardiology, news release, April 18, 2013