• Homect_img
  • Health Information

Health Library

La comida rápida conforma un 11 por ciento de las calorías de la dieta de los estadounidenses, según los CDC

Sin embargo, esa cifra supone un descenso con respecto al periodo de 2003 a 2006, afirmaron los investigadores

JUEVES, 21 de febrero (HealthDay News) -- La comida rápida de restaurantes como McDonald's, Burger King, Wendy's y Pizza Hut es la fuente de más del 11 por ciento de las calorías de la dieta de las personas adultas estadounidenses en los últimos años, según informaron las autoridades federales de salud el jueves.

No obstante, eso es menos de lo que era de 2003 a 2006, cuando la comida rápida contribuía a un promedio de casi el 13 por ciento de las calorías de la dieta de los estadounidenses, comentó la autora del informe, Cheryl Fryar, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

No está claro si se trata de una tendencia en curso, añadió Fryar. Se examinaron varios factores para ver si estaban relacionados con la cantidad de calorías que las personas adultas en EE. UU. obtenían de la comida rápida entre 2007 y 2010.

"Pudimos ver que había diferencias en función de la edad del grupo", comentó Fryar. "Conforme avanza la edad, el porcentaje de calorías procedentes de la comida rápida disminuye".

Una experta considera que se trata de una tendencia positiva.

"La buena noticia del estudio es que conforme envejecemos, quizá realmente nos hacemos más sensatos y comemos menos comida rápida", afirmó Samantha Heller, nutricionista clínica en el Centro de Investigación de Atención Musculoesquelética de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Sin embargo, la moraleja es que el estudio sugiere que cuanta más comida rápida coma, más engordará", indicó Heller.

"Esto es preocupante", añadió, "porque la obesidad a los veintitantos años puede aumentar el riesgo de síndrome metabólico, diabetes, cáncer y de enfermedad cardiovascular a una edad temprana".

El síndrome metabólico es un grupo de factores de riesgo, entre los que se incluyen la hipertensión, el nivel alto de azúcar en la sangre, los niveles de colesterol no saludables y la grasa abdominal, que aumentan el riesgo de una persona de enfermedad cardiaca y diabetes.

En la encuesta nacional, se preguntó a las personas que recordaran el origen de todos los alimentos que habían comido en las últimas 24 horas. La respuesta "restaurante de comida rápida o pizzería" se consideró como "comida rápida".

Los resultados también traen a la superficie las diferencias raciales y étnicas.

"Aunque no hubo diferencias entre los adultos blancos no hispanos y los hispanos, sí vimos que el porcentaje de calorías procedente de la comida rápida era mayor en los negros no hispanos", señaló Fryar.

Además, cuanto más pesaba una persona, más comida rápida consumía como porcentaje de su dieta, comentó Fryar.

Algunos de los temas más destacados del informe de los CDC fueron:

  • De 2007 a 2010, los adultos estadounidenses obtuvieron el 11.3 por ciento de sus calorías diarias de la comida rápida.
  • Para aquellos con una edad de 20 a 39 años, la comida rápida fue el origen de más el 15 por ciento de sus calorías diarias.
  • Para los de 60 años y mayores, la comida rápida supuso el 6 por ciento de sus calorías diarias.
  • Los adultos jóvenes blancos e hispanos (de 20 a 39 años de edad) obtuvieron alrededor del 15 por ciento de sus calorías diarias de la comida rápida.
  • En las personas negras de 20 a 39 años de edad, alrededor del 21 por ciento de sus calorías diarias provenían de la comida rápida.
  • En otros grupos, los jóvenes adultos obesos obtuvieron la mayoría de sus calorías diarias de la comida rápida (el 18 por ciento).
  • Los ingresos no fueron un factor en cuanto a la cantidad de calorías diarias procedían de la comida rápida, excepto en el grupo de edad de 20 a 39 años, entre los que las calorías procedentes de la comida rápida se reducían conforme aumentaban los ingresos.

"La comida rápida es un factor de vida, de modo que hemos de encontrar la manera de vivir con ella, no de morir a causa de ella", comentó Heller. "Debemos animar a los establecimientos de comida rápida a que ofrezcan una variedad de productos sanos que sean etiquetados como geniales, sexys, divertidos y deliciosos".

Y Heller sugirió que "es importante que, para empezar, los padres mantengan a sus hijos alejados de la comida rápida. Celebrar más comidas familiares contribuye a que los niños coman de forma más sana y que sea menos probable que tengan sobrepeso".

Los hallazgos aparecen en la edición de febrero de la revista Data Brief del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

Más información

Para más información sobre una dieta sana, visite el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (http://www.choosemyplate.gov/healthy-eating-tips.html )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Cheryl Fryar, M.S.P.H., U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Samantha Heller, R.D., clinical nutritionist, NYU Center for Musculoskeletal Care, New York City; Feb. 21, 2013, CDC report, Caloric Intake From Fast Food Among Adults: United States, 2007-2010