• Homect_img
  • Health Information

Health Library

Una atención dental temprana puede ayudar a que los niños sigan sonriendo por muchos años

Instan a los padres a hacer que cepillarse los dientes, usar el hilo dental y visitar al dentista sean hábitos regulares

DOMINGO, 10 de febrero (HealthDay News) -- Todo bebé tiene una sonrisa hermosa, y para que siga siendo así, los padres deben enseñar unos buenos hábitos dentales a una edad temprana, aconsejan los expertos.

La primera cita con el dentista de un niño debe ocurrir seis meses después de la erupción del primer diente, o para su primer cumpleaños. Después de eso, se recomienda que los niños visiten al dentista cada seis meses.

"Las caries infantiles se pueden prevenir en gran medida, y llevar al niño al dentista a una edad temprana es la mejor forma de prevenir problemas de la salud oral en el futuro", planteó en un comunicado de prensa de la Academia de Odontología General (Academy of General Dentristry) la Dra. R. Claire Campbell, vocera de la academia. "Esto creará unas conductas positivas que resultarán en toda una vida de buena salud oral".

Como parte del mes nacional de la salud dental de los niños en febrero, el grupo ofreció los siguientes consejos a los padres:

  • Cuando salgan los primeros dientes, los padres deben comenzar a cepillar los dientes del niño. Cepíllelos durante dos minutos dos veces al día utilizando un cepillo pequeño y de cerdas suaves y agua. Hable con el dentista antes de usar pasta dental en los niños menores de dos años.
  • Introduzca el uso del hilo dental pronto. Ayudar a los niños a aprender a usar el hilo dental les animará a convertirlo en una rutina a medida que crecen.
  • No permita que se chupen los dedos ni usen chupetes en exceso, ya que esto puede llevar a dientes mal alineados.
  • No permita que los niños se queden dormidos con un biberón de leche, fórmula, jugo de fruta o líquidos dulces. Una reducción en el flujo de saliva durante el sueño hace que los dientes de los niños sean más susceptibles a las caries provocadas por el azúcar de esos líquidos.
  • Anime a los niños a beber agua de la llave o de la fuente. Si vive en un área donde el agua pública no es fluorada, quizás deba hablar con el dentista sobre complementos de fluoruro.

"La mejor manera de enseñar a un niño a cepillarse los dientes es poniendo un buen ejemplo", señaló Campbell. "Permita que su hijo lo vea cepillarse los dientes para enseñarle la importancia de una buena higiene oral".

Más información

La Nemours Foundation ofrece información sobre cómo mantener sanos los dientes de sus hijos (http://kidshealth.org/parent/general/teeth/healthy.html ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: Academy of General Dentistry, news release, Jan. 30, 2013