• Home
  • Health Library

Uses

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

  • Ninguno

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

El paso del gas intestinal es un proceso normal, pero puede volverse desagradable, incómodo o embarazoso. El gas intestinal tiene dos fuentes principales; la bacteria de los intestinos y el aire tragado por la boca (aerofagía). Ciertos alimentos aumentan mucho la producción de gas en los intestinos al proporcionar nutrientes para la bacteria productora de gas. Los alimentos más comunes que aumentan los gases incluyen frijoles, cerveza, brócoli, col, colifor, fructuosa, cebollas, ciruelas pasas, vino rojo y sorbitol. En general, los alimentos ricos en fibra causan más gas que los bajos en fibra, y por esta razón las personas que cambian a una dieta con alimentos enteros frecuentemente experimentan más gases.

Ciertos padecimientos médicos también pueden aumentar los síntomas relacionados con los gases, incluyendo la enfermedad celíaca, el cáncer de colon, la enfermedad de Crohn , la mala absorción de la grasa, el síndrome del intestino irritable , la intolerancia a la lactosa y la colitis ulcerativa . Finalmente, algunas personas pueden experimentar una molestia más significativa de gas sin producir realmente más gas que las otras personas.

El tratamiento del exceso de gas comienza al tratar la enfermedad subyacente, si hay alguna. Aparte de esto, los pasos generales incluyen evitar los alimentos que producen gases y minimizar los hábitos que causan la aerofagia (como el beber de un sólo trago las bebidas). Los medicamentos como la simeticona, metoclopramida y antibióticos también pueden ser útiles, aunque la evidencia de apoyo para indicar que éstas son efectivas permanece incompleta.

Tratamientos Naturales Propuestos

Existe poca investigación científica significativa de tratamientos naturales para reducir el gas en personas que de otra forma están sanas. Sin embargo, alguna evidencia indica que el uso de tratamientos naturales para reducir la producción de gas entre aquellos con síndrome del intestino irritable (un grupo de dolencias intestinales no específicas) o dispepsia (un grupo de dolencias relacionadas con el estómago no especificadas). Es probable, aunque no garantizado, que los beneficios observados en estos estudios podrían llegar a personas sin estas enfermedades.

Por ejemplo, un estudio doble ciego controlado por placebo de 4 semanas de duración con 60 personas con síndrome del intestino irritable, encontró que el uso de probióticos (bacteria amigable) redujo el malestar relacionado con el gas. 1 Se presume que los probióticos funcionan reemplazando la bacteria productora de gas con otras que sen menos propensas a crear gases. Nota: El uso inicial de probióticos, según nos informar, puede aumentar la producción de gas por corto tiempo.

Otros tratamientos para el síndrome del intestino irritable, como el aceite de menta y el aceite de linaza , pueden ser útiles también. Para mayor información, consulte el artículo completo del síndrome del intestino irritable .

Las hierbas cúrcuma , hoja de alcachofa y boldo han mostrado ser prometedores para reducir los gases en personas con dispepsia. Para mayor información, vea el artículo sobre la dispepsia .

Un producto que contiene la enzima beta-galactosidasa está disponible de manera amplia para reducir el gas provocado por consumir frijoles. Esta enzima rompe algo de los carbohidratos en los frijoles que producen gas. Sin embargo, un estudio diseñado para examinar esta substancia encontró sólo una débil evidencia de su efectividad. 2

El carbón activado tomado de manera oral puede reducir la cantidad de flatulencia, aunque no todos los estudios están de acuerdo. 3,4

Tradicionalmente se cree que ciertas hierbas llamadas carminativas ayudan al movimiento del gas. Estas incluyen el anís, cardamomo, alcaravea, manzanilla , cilantro, comino, eneldo, hinojo, ajo , jengibre , perejil y menta verde. Además, se dice que varias terapias alternativas ayudan a mejorar la digestión y reducir el gas, incluyendo la medicina herbal china , la limpieza intestinal e identificar y evitar los alérgenos alimenticios . Sin embargo, existe poca evidencia de apoyo para estos enfoques.

Un estudio con perros indica que una combinación de carbón, yuca y acetato de zinc redujeron significativamente el olor del gas intestinal, aunque no la cantidad que se liberal. 5 Tomados de manera separada, el carbón fue el más efectivo de estos tratamientos. Las túnicas que contienen carbón actividad también han demostrado ser prometedoras para reducir el olor de la flatulencia. 6

Revision Information

  • 1

    Nobaek S, Johansson ML, Molin G, et al. Alteration of intestinal microflora is associated with reduction in abdominal bloating and pain in patients with irritable bowel syndrome. Am J Gastroenterol . 2000;95:1231 - 1238.

  • 2

    Ganiats TG, Norcross WA, et al. Does Beano prevent gas? A double-blind crossover study of oral alpha-galactosidase to treat dietary oligosaccharide intolerance. J Fam Pract . 1994;39:441 - 445.

  • 3

    Hall RG Jr, Thompson H, Strother A. Effects of orally administered activated charcoal on intestinal gas. Am J Gastroenterol . 1981;75:192 - 196.

  • 4

    Suarez FL, Furne J, Springfield J, et al. Failure of activated charcoal to reduce the release of gases produced by the colonic flora. Am J Gastroenterol . 1999;94:208 - 212.

  • 5

    Giffard CJ, Collins SB, Stoodley NC, et al. Administration of charcoal, Yucca schidigera, and zinc acetate to reduce malodorous flatulence in dogs. J Am Vet Med Assoc . 2001;218:892 - 896.

  • 6

    Fink RN, Lembo AJ. Intestinal Gas. Curr Treat Options Gastroenterol . 2001;4:333 - 337.