#ehcFW1SetupEnvironmentVariables() Insuficiencia Cardíaca Congestiva - MEDtropolis
HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
  • Home
  • Health Library

Uses

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

Cuando el corazón sufre lesiones que debilitan su capacidad de bombeo, se puede desarrollar un estado fisiológico complicado llamado insuficiencia cardíaca congestiva (CHF, por sus siglas en inglés). Se acumula líquido en los pulmones y en las extremidades inferiores, el corazón se agranda y se desarrollan muchos síntomas, incluyendo fatiga severa, dificultad para respirar mientras se está acostado y función cerebral alterada.

El tratamiento médico para esta enfermedad es bastante efectivo y sofisticado; consiste del uso combinado de varios medicamentos.

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

La CHF es una enfermedad bastante seria como para autotratarla. Es esencial la supervisión de un médico calificado. Sin embargo, una vez dada la supervisión médica, algunos de los siguientes tratamientos podrían ser bastante útiles. La hierba espino parece ser efectiva para la CHF ligera y también podría ser útil para la CHF más severa. Sin embargo, mientras que los medicamentos estándar han mostrado ser de ayuda para reducir las hospitalizaciones y la mortalidad asociada con la CHF, hasta ahora no hay evidencia similar para el espino.

Agregar el complemento coenzima Q 10 al tratamiento estándar también podría mejorar los resultados. Finalmente, el complemento con vitamina B 1 (tiamina) podría ser útil para las personas que toman diuréticos del lazo (como la furosemida) para la CHF.

Espino

Por lo menos nueve ensayos doble ciego controlados por placebo , involucrando a un total de 500 participantes, han encontrado que el espino es efectivo para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva de ligera a moderada; 36, 40 además, un estudio de más de 200 personas también encontró útil al espino para la CHF más severa. 40

El el más reciente de estos estudios, se le dió a 209 personas con insuficiencia cardíaca congestiva relativamente avanzada (técnicamente New York Heart Association [NYHA] clase III) ya sea 1,800 mg ó 900 mg de extracto estandarizado de espino o un compuesto de placebo. 40 Después de 16 semanas de terapia, los resultados mostraron mejorías significativas en los grupos del espino en comparación con los grupos del placebo. Los beneficios en el grupo de la dosis alta de espino incluyeron una reducción en los síntomas subjetivos, así como un incremento en la capacidad de ejercitarse. Los síntomas subjetivos mejoraron casi de la misma forma en el grupo con menor dosis de espino, pero no hubo mejoría en la capacidad para ejercitarse.

Un estudio comparativo sugiere que el extracto de espino (900 mg) es casi tan efectivo como una dosis baja del medicamento convencional captopril. 12 Sin embargo, mientras que el captopril y otros medicamentos estándar en la misma familia han mostrado ayudar a reducir las hospitalizaciones y la mortalidad asociada con la CHF, no hay evidencia similar para el espino.

Al igual que otros tratamientos usados para la CHF, el espino mejora la capacidad de bombeo del corazón. Sin embargo, podría ofrecer algunas ventajas importantes sobre ciertos medicamentos convencionales usados para esta enfermedad.

La digoxina, al igual que otros medicamentos que incrementan el rendimiento del corazón, también hacen que el corazón sea más susceptible a irregularidades peligrosas del ritmo. En contraste, evidencia preliminar indica que el espino podría tener una propiedad poco común tanto de fortalecer como de estabilizar al corazón como respuesta ante las arritmias. 6-8 Se cree que hace eso al prolongar lo que se llama período refractario. Este término se refiere al período corto posterior a un latido del corazón durante el cual el corazón no puede latir nuevamente. Muchas irregularidades del ritmo cardíaco empiezan con un latido anticipado. La digoxina acorta el período refractario, haciendo que tal latido prematuro sea mas probable, mientras que el espino parece proteger contra tales pausas potencialmente peligrosas en el ritmo uniforme del corazón.

Otra ventaja del espino es que involucra la toxicidad. Con la digoxina, la diferencia entre la dosis adecuada y la dosis tóxica es peligrosamente pequeña. El espino tiene un rango muy grande de dosis segura. 9

Sin embargo, tenga en cuenta que la digoxina por sí misma es un medicamento obsoleto. Hay muchos medicamentos más nuevos para la CHF (tales como los inhibidores ACE) que son mucho más efectivos y se ha probado que salvan vidas. No se ha mostrado que el espino proporcione el mismo beneficio. Y no está claro si uno puede o no combinar de manera segura al espino con otros medicamentos que afecten al corazón.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre el espino blanco .

Coenzima Q 10 (CoQ 10 )

Las personas con CHF tienen niveles significativamente menores de CoQ 10 en las células del músculo cardíaco que las personas saludables. 42 Este hecho por sí solo no prueba que los complementos de CoQ 10 ayuden a la CHF; sin embargo, provocó que los investigadores médicos trataran de usar la CoQ 10 como un tratamiento para la insuficiencia cardíaca.

En el estudio más grande, 641 personas con insuficiencia cardíaca congestiva de moderada a severa fueron supervisadas durante un año. 2 A la mitad se le dieron 2 mg/kg de peso corporal de CoQ 10 diariamente; al resto se le dió placebo. La terapia estándar continuó en ambos grupos. Los participantes tratados con CoQ 10 experimentaron una reducción significativa en la gravedad de los síntomas. Una mejoría así no se observó en el grupo del placebo. Las personas que tomaron CoQ 10 también tuvieron un número significativamente menor de hospitalizaciones a casua de insuficiencia cardíaca.

También se observaron resultados positivos similares en otros estudios doble ciegos que involucraron un total de más de 250 participantes. 37, 38

Sin embargo, dos estudios doble ciegos recientes y muy bien diseñados que matricularon a un total de casi 85 personas con insuficiencia cardíaca congestiva fracasaron en encontrar evidencia alguna de beneficio. 3, 41 La razón de esta discrepancia no está clara.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre CoQ 10 .

Vitamina B 1

Evidencia sugiere que los diuréticos fuertes (técnicamente, diuréticos del lazo como la furosemida) usados comúnmente para tratar la CHF podrían interferir con el metabolismo de vitamina B del cuerpo. 1 (tiamina). 14, 43, 44

Debido a que el corazón depende de la vitamina B 1 para un funcionamiento adecuado, este hallazgo sugiere que el tomar un complemento podría ser aconsejable; y de hecho, la evidencia preliminar sugiere que la complementación de tiamina efectivamente podría mejorar la función cardíaca en personas con CHF. 15, 45, 46

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre vitamina B 1 .

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

Varios estudios (principalmente por un grupo de investigación) sugieren que el aminoácido taurina podría ser útil para la CHF 16 - 22 y podría ser más efectivo que la CoQ 10 . 23

Otro tratamiento para la CHF que tiene cierta evidencia es el complemento costoso L-carnitina , especialmente cuando se da en la forma especial llamada propionil L-carnitina. 24 - 28 La carnitina frecuentemente se combina con la CoQ 10 .

Tres pequeños estudios doble ciegos que matricularon a un total de 70 personas con insuficiencia cardíaca congestiva fracasaron en encontrar que el complemento arginina mejorara significativamente los síntomas de la CHF y tampoco en mediciones objetivas de la función cardíaca. 29 - 31

Evidencia sugiere que el complemento deportivo creatina podría ofrecer ayuda para la sensación de fatiga que a menudo acompaña a la CHF. 32 - 34

La terapia de combinación con varios de los complementos mencionados arriba también podría ser útil. Un ensayo doble ciego de 41 personas encontró que el uso de un complemento que contenga taurina, CoQ10, creatina y carnitina, así como otros nutrientes, mejoró las medidas de la función cardíaca. 47

También existe cierta evidencia de que la complementación con magnesio podría ser útil para personas que toman tanto digoxina como diuréticos; los diuréticos pueden mermar al cuerpo de magnesio y esto a su vez podría incrementar el riesgo de los efectos secundarios de la digoxina. 48 - 52

Además, es importante prestar atención a todas las consideraciones generales que brindan salud al corazón, como la descritas en el artículo sobre aterosclerosis .

Vitamina E ha sido propuesta como un tratamiento para la insuficiencia cardíaca congestiva, pero un pequeño estudio doble ciego no la encontró efectiva. 35

Hierbas y Complementos Que Puede Usar Sólo con Precaución

Varias hierbas y complementos podrían interactuar de manera adversa con los medicamentos usados para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva. Para más información sobre este riesgo potencial, vea el artículo individual del medicamento en la sección Interacciones con Medicamentos de esta base de datos.

Revision Information

  • 1

    Hofman-Bang C, Rehnqvist N, Swedberg K, et al. Coenzyme Q 10 as an adjunctive treatment of congestive heart failure. J Am Coll Cardiol . 1992; 19:216A.

  • 2

    Morisco C, Trimarco B, Condorelli M. Effect of coenzyme Q 10 therapy in patients with congestive heart failure: a long-term multicenter randomized study. Clin Investig . 1993;71(8 suppl):S134 - S136.

  • 3

    Khatta M, Alexander BS, Krichten CM, et al. The effect of coenzyme Q10 in patients with congestive heart failure. Ann Intern Med. 2000;132:636-640.

  • 6

    Popping S, Rose H, Ionescu I, et al. Effect of a hawthorn extract on contraction and energy turnover of isolated rat cardiomyocytes. Arzneimittelforschung . 1995;45:1157 - 1161.

  • 7

    Joseph G, Zhao Y, Klaus W. Pharmacologic action profile of crataegus extract in comparison to epinephrine, amirinone, milrinone and digoxin in the isolated perfused guinea pig heart [in German; English abstract]. Arzneimittelforschung . 1995;45:1261 - 1265.

  • 8

    Schulz V, Hansel R, Tyler VE. Rational Phytotherapy: A Physicians' Guide to Herbal Medicine . 3rd ed. Berlin, Germany: Springer-Verlag; 1998:91 - 94.

  • 9

    Schulz V, Hansel R, Tyler VE. Rational Phytotherapy: A Physicians' Guide to Herbal Medicine . 3rd ed. Berlin, Germany: Springer-Verlag; 1998:91 - 94.

  • 10

    Schulz V, Hansel R, Tyler VE. Rational Phytotherapy: A Physicians' Guide to Herbal Medicine . 3rd ed. Berlin, Germany: Springer-Verlag; 1998:95 - 98.

  • 11

    Leuchtgens VH. Crataegus Special Extract WS 1442 in NYHA II heart failure. A placebo controlled randomized double-blind study [in German]. Fortschr Med. 1993;111:36 - 38.

  • 12

    Tauchert M, Siegel G, Schulz V. Hawthorn extract as plant medication for the heart; a new evaluation of its therapeutic effectiveness [translated from German]. MMW Munch Med Wochenschr. 1994;136(suppl 1):S3 - S5.

  • 14

    Brady JA, Rock CL, Horneffer MR. Thiamin status, diuretic medications, and the management of congestive heart failure. J Am Diet Assoc. 1995;95:541 - 544.

  • 15

    Shimon I, Almog S, Vered Z, et al. Improved left ventricular function after thiamine supplementation in patients with congestive heart failure receiving long-term furosemide therapy. Am J Med. 1995;98:485 - 490.

  • 16

    Azuma J, Hasegawa H, Sawamura A, et al. Therapy of congestive heart failure with orally administered taurine. Clin Ther. 1983;5:398 - 408.

  • 17

    Azuma J, Sawamura A, Awata N, et al. Double-blind randomized crossover trial of taurine in congestive heart failure. Curr Ther Res . 1983;34:543 - 557.

  • 18

    Azuma J, Sawamura A, Awata N, et al. Therapeutic effect of taurine in congestive heart failure: a double-blind crossover trial. Clin Cardiol . 1985;8:276 - 282.

  • 19

    Azuma J, Takihara K, Awata N, et al. Taurine and failing heart: experimental and clinical aspects. Prog Clin Biol Res. 1985;179:195 - 213.

  • 20

    Takihara K, Azuma J, Awata N, et al. Beneficial effect of taurine in rabbits with chronic congestive heart failure. Am Heart J . 1986;112:1278 - 1284.

  • 21

    Azuma J, Takihara K, Awata N, et al. Beneficial effect of taurine on congestive heart failure induced by chronic aortic regurgitation in rabbits. Res Commun Chem Pathol Pharmacol. 1984;45:261 - 270.

  • 22

    Azuma J, Sawamura A, Awata N. Usefulness of taurine in chronic congestive heart failure and its prospective application. Jpn Circ J . 1992;56:95 - 99.

  • 23

    Azuma J, Sawamura A, Awata N. Usefulness of taurine in chronic congestive heart failure and its prospective application. Jpn Circ J . 1992;56:95 - 99.

  • 24

    Caponnetto S, Canale C, Masperone MA, et al. Efficacy of L-propionylcarnitine treatment in patients with left ventricular dysfunction. Eur Heart J . 1994;15:1267 - 1273.

  • 25

    Mancini M, Rengo F, Lingetti M, et al. Controlled study on the therapeutic efficacy of propionyl-L-carnitine in patients with congestive heart failure. Arzneimittelforschung . 1992;42:1101 - 1104.

  • 26

    Cacciatore L, Cerio R, Ciarimboli M, et al. The therapeutic effect of L-carnitine in patients with exercise-induced stable angina: a controlled study. Drugs Exp Clin Res . 1991;17:225 - 235.

  • 27

    Pucciarelli G, Mastursi M, Latte S, et al. The clinical and hemodynamic effects of propionyl-L-carnitine in the treatment of congestive heart failure [in Italian; English abstract]. Clin Ther . 1992;141:379 - 384.

  • 28

    Loster H, Miehe K, Punzel M, et al. Prolonged oral L-carnitine substitution increases bicycle ergometer performance in patients with severe, ischemically induced cardiac insufficiency. Cardiovasc Drugs Ther. 1999;13:537 - 546.

  • 29

    Hambrecht R, Hilbrich L, Erbs S, et al. Correction of endothelial dysfunction in chronic heart failure: additional effects of exercise training and oral L-arginine supplementation. J Am Coll Cardiol . 2000;35:706 - 713.

  • 30

    Rector TS, Bank AJ, Mullen KA, et al. Randomized, double-blind, placebo-controlled study of supplement oral L-arginine in patients with heart failure. Circulation. 1996;93:2135 - 2141.

  • 31

    Watanabe G, Tomiyama H, Doba N. Effects of oral administration of L-arginine on renal function in patients with heart failure. J Hypertens. 2000;18:229 - 234.

  • 32

    Andrews R, Greenhaff P, Curtis S, et al. The effect of dietary creatine supplementation on skeletal muscle metabolism in congestive heart failure. Eur Heart J. 1998;19:617 - 622.

  • 33

    Schaufelberger M, Swedberg K. Is creatine supplementation helpful for patients with chronic heart failure? Eur Heart J. 1998;19:533 - 534.

  • 34

    Gordon A, Hultman E, Kaijser L, et al. Creatine supplementation in chronic heart failure increases skeletal muscle creatine phosphate and muscle performance. Cardiovasc Res. 1995;30:413 - 418.

  • 35

    Keith ME, Jeejeebhoy KN, Langer A, et al. A controlled clinical trial of vitamin E supplementation in patients with congestive heart failure. Am J Clin Nutr . 2001;73:219 - 224.

  • 36

    Rietbrock N, Hamel M, Hempel B, et al. Efficacy of a standardized extract of fresh Crataegus berries on exercise tolerance and quality of life in patients with congestive heart failure (NYHA II) [in German; English abstract]. Arzneimittelforschung . 2001;51:793 - 798.

  • 37

    Hofman-Bang C, Rehnquist N, Swedberg K, et al. Coenzyme Q10 as an adjunctive treatment of congestive heart failure. J Am Coll Cardiol. 1992;19:216A.

  • 38

    Munkholm H, Hansen HH, Rasmussen K. Coenzyme Q10 treatment in serious heart failure. Biofactors. 1999;9:285-289.

  • 39

    Weihmayr T, Ernst E. Therapeutic effectiveness of Crataegus. Fortschr Med. 1996;114:27-29.

  • 40

    Tauchert M. Efficacy and safety of crataegus extract WS 1442 in comparison with placebo in patients with chronic stable New York Heart Association class-III heart failure. Am Heart J. 2002;143:910-915.

  • 41

    Watson PS, Scalia GM, Galbraith A, et al. Lack of effect of coenzyme Q on left ventricular function in patients with congestive heart failure. J Am Coll Cardiol. 1999;33:1549-1552.

  • 42

    Werbach MR. Nutritional Influences on Illness [book on CD-ROM]. Tarzana, Calif: Third Line Press; 1998.

  • 43

    Hardig L, Daae C, Dellborg M, et al. Reduced thiamine phosphate, but not thiamine diphosphate, in erythrocytes in elderly patients with congestive heart failure treated with furosemide. J Intern Med. 2000;247:597-600.

  • 44

    Yue QY, Beermann B, Lindstrom B, et al. No difference in blood thiamine diphosphate levels between Swedish Caucasian patients with congestive heart failure treated with furosemide and patients without heart failure. J Intern Med. 1997;242:491-495.

  • 45

    Sole MJ, Jeejeebhoy KN. Conditioned nutritional requirements: therapeutic relevance to heart failure. Herz. 2002;27:174-178.

  • 46

    Seligmann H, Halkin H, Rauchfleisch S, et al. Thiamine deficiency in patients with congestive heart failure receiving long-term furosemide therapy: A pilot study. Am J Med. 1991;91:151 - 155.

  • 47

    Jeejeebhoy F, Keith M, Freeman M, et al. Nutritional supplementation with MyoVive repletes essential cardiac myocyte nutrients and reduces left ventricular size in patients with left ventricular dysfunction. Am Heart J. 2002;143:1092-1100.

  • 48

    Cohen L, Kitzes R. Magnesium sulfate and digitalis-toxic arrhythmias. JAMA. 1983;249:2808 - 2810.

  • 49

    Toffaletti J. Electrolytes, divalent cations, and blood gases (magnesium). Anal Chem. 1991;63:192R - 194R.

  • 50

    Whang R, Oei TO, Watanabe A. Frequency of hypomagnesemia in hospitalized patients receiving digitalis. Arch Intern Med. 1985;145:655 - 656.

  • 51

    Martin BJ, Milligan K. Diuretic-associated hypomagnesemia in the elderly. Arch Intern Med . 1987;147:1768 - 1771.

  • 52

    Bashir Y, Sneddon JF, Staunton A, et al. Effects of long-term oral magnesium chloride replacement in congestive heart failure secondary to coronary artery disease. Am J Cardiol . 1993;72:1156 - 1162.