• Homect_img
  • Health Information

Health Library

Uses

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

La depresión es una enfermedad emocional común que varía ampliamente en su intensidad de persona a persona. Muchos de los tratamientos naturales descritos en esta sección han sido evaluados en personas con depresión grave de intensidad media a moderada. (Contrario a un reporte generalizado mal elaborado, ésta es "depresión clínica"; simplemente y no su forma más severa). Este lenguaje que suena contradictorio indica que el nivel de depresión es más grave que simplemente sentirse triste, pero no es tan grave como las formas más intensas de depresión, que normalmente requieren de hospitalización.

Los síntomas típicos de la depresión grave de severidad media a moderada incluyen estado de ánimo deprimido, falta de energía, problemas de sueño, ansiedad, trastorno del apetito, dificultad para concentrarse y poca tolerancia al estrés. La irritabilidad también puede ser una señal de depresión.

La depresión más severa incluye un estado de ánimo marcadamente deprimido complicado por síntomas tales como habla lenta, respuestas lentas (o agitadas), memoria y concentración notablemente dañadas, sueño excesivo (o disminuído), pérdida de peso (o aumento) significativa, sentimientos intensos de inutilidad y culpa, pensamientos recurrentes de suicidio y falta de interés en actividades placenteras.

La depresión clínica severa es una enfermedad peligrosa e insoportable. La estructura emocional del cerebro se ha congelado en un patrón de aflicción que no puede ser alterado con el poder de la voluntad, un cambio de paisaje o los esfuerzos más intensos de los amigos. De una manera, el cerebro se ha bloqueado como una computadora rota. Ningún tratamiento alternativo es exitoso en especial cuando la depresión llega a este punto.

Uno de los primeros tratamientos exitosos para la depresión grave fue la terapia de electrochoque. Esta terapia es de alguna manera análoga a reiniciar una computadora y en casos de depresión grave sus efectos fueron revolucionarios. Por primera vez, había una forma confiable para sacar a las personas de las profundidades de la depresión grave severa. Sin embargo, el tratamiento de electrochoque fue usado en exceso al principio y como resultado tornó impopular.

El descubrimiento accidental de los medicamentos antidepresivos proporcionó una ruta de menor intervención. Los antidepresivos originales, conocidos como inhibidores MAO, podían sacar a las personas de las profundidades de la depresión grave con el mismo éxito que el tratamiento de electrochoque. Sin embargo, los inhibidores MAO pueden provocar efectos secundarios graves e incluso mortales. Nadie pensaría alguna vez utilizar los inhibidores MAO para tratar la depresión media a moderada.

Posteriormente salieron al mercado los antidepresivos con cada vez menos efectos secundarios, pero no fue sino hasta la aparición de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés), tales como el Prozac y los medicamentos relacionados, que los antidepresivos se volvieron una opción muy popular para la depresión que era menos que catastrófica. Prácticamente de repente, enormes cantidades de personas empezaron a tomar Prozac y antidepresivos similares para la depresión media a moderada.

La gran ventaja de los SSRI es que estos normalmente no provocan fatiga grave. Mucha gente considera que no tienen efectos secundarios. Sin embargo, los efectos secundarios son comunes e incluyen náusea, insomnio y problemas sexuales (tales como la habilidad para experimentar un orgasmo). Algunos medicamentos más recientes, tales como Celexa y Lexapro, parecen brindar los beneficios de estos medicamentos sin muchos de los efectos secundarios. El medicamento antidepresivo Wellbutrin también es una opción para las personas que tienen efectos secundarios de tipo sexual debido a los SSRI.

Principales Tratamientos Naturales Propuestos

La medicina alternativa ofrece muchas opciones para tratar la depresión, pero sólo una tiene una fuerte evidencia científica que la respalda: La Hierba de San Juan.

¿Cuál es la Evidencia Científica de la Hierba de San Juan?

Muchos estudios de doble ciego controlados por placebo han comparado la hierba de San Juan con el placebo para el tratamiento de la depresión. 1 - 6,123 Tomados en conjunto, los resultados sugieren fuertemente que la Hierba de San Juan es un tratamiento efectivo para una depresión grave de severidad media a moderada. Varios estudios han descubierto que la Hierba de San Juan es igual de efectiva que los medicamentos antidepresivos estándar, pero provoca menos efectos secundarios. Por ejemplo, cuatro pruebas doble ciego que reclutaron a un total de más de 600 personas han comparado la Hierba de San Juan con la fluoxetina (Prozac) o la sertralina (Zoloft). 7 - 9,124,125 En todos estos estudios, la hierba demostró ser por lo menos tan efectiva como el medicamento y provocó menos efectos secundarios.

Se ha dicho mucho de dos pruebas de doble ciego controladas por placebo realizadas en los Estados Unidos que fracasaron en demostrar que la hierba de San Juan era más efectiva que el placebo. 5,123 Sin embargo, dos estudios no pueden anular un cuerpo de investigación positiva. Aproximadamente el 35% de los estudios de doble ciego con antidepresivos farmacéuticos también han fracasado en demostrar que el agente activo es más efectivo de manera significativa que el placebo. 123 Como para ilustrar esto, en las dos pruebas más recientes en las que fracasó la Hierba de San Juan para mostrar su efectividad, también fracasó el medicamento sertralina (Zeloft). La razón de estos resultados negativos no es que no funcione el Zoloft (o el Prozac o cualquier otro medicamento). En vez de eso, los efectos estadísticos pueden ocultar fácilmente los beneficios de un medicamento, especialmente en una enfermedad como la depresión donde existe un alto efecto del placebo y no hay un método preciso ni medición de los síntomas.

Así, a menos que una serie completa de estudios demuestre que la Hierba de San Juan no es efectiva, especialmente las pruebas de comparación donde sea efectivo un tratamiento con un medicamento, todavía debe considerarse a la Hierba de San Juan como probablemente efectiva para la depresión mayor de severidad media a moderada.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, vea el artículo completo sobre Hierba de San Juan .

Otros Tratamientos Naturales Propuestos

Existe una cantidad de distintas hierbas y suplementos que podrían ser útiles para la depresión, aunque su evidencia de efectividad no es tan fuerte como la de la Hierba de San Juan.

Folato

En el cuerpo, la vitamina folato trabaja en tándem con la SAM (5-adenosilmetionina). Estudios han sugerido que la gente deprimida tienen niveles reducidos de folato y que los suplementos de folato podrían ayudar a aliviar la depresión. 90 - 96 Además, se ha descubierto que las personas con niveles bajos de folato en particular responden deficientemente a los antidepresivos. 97

Con base en estos descubrimientos, un estudio examinó los efectos de combinar el folato con un tratamiento antidepresivo. 98

Esta prueba de doble ciego controlada por placebo de 10 semanas de duración en 127 personas con depresión mayor severa, descubrió que los suplementos de folato en una dosis de 500 mcg al día mejoró de manera significativa la efectividad de la fluoxetina (Prozac) en participantes femeninas. La mejora en los participantes masculinos no fue significativa, pero las pruebas de sangre que se hicieron durante el estudio sugirieron que podría ser necesaria una ingesta mayor de folato para los hombres.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, vea el artículo completo sobre folato .

SAM

El suplemento SAM (5-adenosilmetionina) ha sido vendido ampliamente para el tratamiento de la depresión, pero sigue incompleta la evidencia que indica que funcione.

Varios estudios doble ciego controlados por placebo han descubierto que la SAMe es efectiva para aliviar la depresión; 70,71 sin embargo, la mayoría fueron pequeños y reportados de manera deficiente, y muchos utilizaron SAM inyectada en vez del suplemento oral. Además, el estudio más reciente y mejor diseñado, un estudio de doble ciego controlado con placebo con 133 personas deprimidas, de hecho fracasó para demostrar que la SAM de manera intravenosa sea más efectiva que el placebo. 72 (Los investigadores se las arreglaron para descubrir algunos beneficios que reportar al recurrir a una dudosa manipulación estadística de los datos.)

Además de los estudios controlados con placebo, muchas pruebas han comparado la SAMe contra los medicamentos antidepresivos en la familia tricíclica . 73 - 79,127 De nuevo, muchos de esos estudios se diseñaron y se reportaron de manera deficiente o utilizaron SAM inyectada en vez del suplemento oral. De los estudios que utilizaron la SAM oral, la mejor fue una prueba de doble ciego de 6 semanas con 281 personas con depresión moderada. 73 Los resultados mostraron que la SAM era aproximadamente igual de efectiva que el medicamento imipramina. Sin embargo, la ausencia de un grupo con placebo en esta prueba hace menos confiable el resultado.

Otros pequeños estudios también han comparado los beneficios de la SAM intravenosa u oral con aquellos antidepresivos tricíclicos y generalmente han encontrado resultados equivalentes, aunque de nuevo, los reportes deficientes y los inconvenientes del diseño del estudio (tales como un intervalo de tratamiento muy limitado) estropean la importancia de los resultados. 74 - 79

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, vea el artículo completo sobre SAM .

Ginkgo

El ginkgo se utiliza principalmente para el deterioro mental relacionado con la edad tal como la enfermedad de Alzheimer . Sin embargo, durante el estudio sobre función mental dañada, los investigadores observan con frecuencia mejoras en el estado de ánimo y alivio de los síntomas de la depresión. Este descubrimiento accidental llevó a los científicos a investigar si el ginkgo podría ser útil como tratamiento antidepresivo.

Un estudio de doble ciego, publicado en 1990, evaluó este efecto en 60 personas que sufrían de síntomas depresivos junto con otras señales de demencia. 63 Los resultados mostraron mejoras significativas entre los participantes a los que se les dio extracto de ginkgo en vez de placebo.

Otro estudio dio seguimiento a 40 personas deprimidas mayores de 50 años de edad que no habían respondido de manera exitosa al tratamiento con antidepresivos. 64 Aquellos a los que se les dio ginkgo mostraron una disminución promedio del 50% en puntuaciones basadas en la escala de la Depresión de Hamilton, mientras que el grupo con placebo demostró únicamente una mejora del 10%.

En 1994 se reportó una investigación interesante que podría haber arrojado luz acerca del mecanismo por el cual el ginkgo podría reducir la depresión. 65 Este estudio examinó los niveles de los receptores de serotonina en ratas de edades diferentes. Cuando se les dio ginkgo a las ratas más viejas, aumentó el nivel de sitios de unión de serotonina. Sin embargo, no se observó el mismo efecto en las ratas más jóvenes. Los investigadores hicieron la teoría de que el ginkgo podría obstruir una pérdida de los receptores de serotonina relacionada con la edad.

Tener una reducción de receptores de serotonina podría significar que el cuerpo necesite más serotonina para producir un efecto normal. Así, el ginkgo podría mejorar la habilidad del cerebro para responder a la serotonina (al menos en los ancianos). Sin embargo, esto todavía es muy especulativo.

Para obtener más información, incluyendo la dosis y las cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre el ginkgo .

Fenilalanina

La fenilalanina es un aminoácido producido naturalmente que todos consumimos en nuestras dietas diarias. Existe cierta evidencia de que los suplementos de fenilalanina podrían ayudar a reducir los síntomas de la depresión.

La fenilalanina ocurre en forma derecha e izquierda, conocida como D-fenilalanina y L-fenilalanina respectivamente. Ciertos estudios han evaluado la forma D y otros han evaluado una mezcla de las formas D y L. Ambas fórmulas proporcionan cierto grado de alivio para los síntomas de la depresión. La forma mezclada (DLPA) es la más comúnmente disponible en las tiendas.

Un estudio de 1978 comparó la efectividad de la D-fenilalanina contra el medicamento antidepresivo imipramina (tomado en dosis diarias de 100 mg) y descubrió que son igual de efectivos. 48 Se asignó un total de 60 personas al azar tanto a un grupo como al otro y se les dio seguimiento por 30 días. La D-felalanina funcionó más rápidamente, creando una mejora significativa en sólo 15 días.

Otro estudio de doble ciego dio seguimiento a 27 personas, la mitad recibió DL-fenilalanina y la otra mitad imipramina en dosis más altas de 150 a 200 mg al día. 49,50 Cuando se evaluó a los participantes después de 30 días, los dos grupos habían mejorado casi en el mismo porcentaje.

Desafortunadamente, no parece haber algún estudio diseñado adecuadamente que compare la fenilalanina con el placebo. Hasta que se realice uno, no puede considerarse a la fenilalanina como un tratamiento aprobado para la depresión, pero ciertamente es prometedor.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, vea el artículo completo sobre fenilalanina .

5-HTP

Cuando el cuerpo comienza a producir serotonina, primero elabora 5-HTP (5-hidroxitriptófano). La teoría detrás de tomar 5-HTP como un suplemento es que el proporcionar el ingrediente extraído con un solo paso podría elevar los niveles de serotonina.

Han habido varios estudios preliminares del 5-HTP. 54 La mejor de esas pruebas fue un estudio de 6 semanas con 63 personas a las que se les dio 5-HTP (100 mg 3 veces al día) o un antidepresivo de la familia del Prozac (fluvoxamina, 50 mg 3 veces al día). 55 Los resultados mostraron iguales beneficios entre el suplemento y el medicamento. De hecho, el 5-HTP funcionó un poco mejor, pero desde una perspectiva matemática, la diferencia no fue estadísticamente significativa .

El 5-HTP provoca fiebre y efectos secundarios menos graves que la fluvoxamina. La única queja real fue un malestar digestivo moderado ocasional.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, vea el artículo completo sobre 5-HTP .

Ejercicio

El ejercicio podría ser útil para la depresión. En una revisión publicada en la revista Sports Medicine, los autores Tim Meyer y Andreas Broocks analizaron la investigación publicada sobre este tema. 99 Su conclusión: Un "sí" muy calificado.

En siete de ocho estudios revisados, se demostró que distintas formas de ejercicio son benéficas para la depresión. El ejercicio aeróbico, entrenamiento de pesas, baile y el racquetball produjeron mejoras en el estado de ánimo en comparación con no hacer ejercicio.

Sin embargo, los descubrimientos del único estudio negativo reportado en este conjunto de revisión arrojó duda sobre los otros. En esta prueba, algunos participantes se ejercitaron, mientras que otros tomaron un curso en una escuela y no hicieron ejercicio alguno. Los resultados: Iguales beneficios en ambos grupos. Esto sugiere que tal vez no sea sólo el ejercicio lo que ayuda, sino los efectos generales de la participación en una actividad organizada.

Otra característica de los estudios positivos también tiende a crear duda sobre el valor del ejercicio per se en la depresión. Usted podría pensar que si el sólo ejercicio mejora el estado de ánimo, entre más se ejercitaran de manera efectiva los participantes, mayor sería el efecto. Sin embargo, no se observó alguna correlación entre cuánto aumentaron los participantes aumentaron su forma física y qué tan significativamente se mejoró su depresión.

Aceite de Pescado

Una prueba de doble ciego controlada por placebo de 4 semanas de duración evaluó los posibles beneficios del aceite de pescado en 20 individuos con depresión. 114 Todos los participantes excepto uno también estaban tomando antidepresivos y los habían estado tomando por al menos 3 meses. A la tercera semana de la prueba, mejoró el nivel de depresión en un grado significativamente mayor en el grupo que tomaba aceite de pescado que en el grupo con placebo. Seis de los 10 participantes a los que se les dio aceite de pescado, pero sólo uno de 10 a quienes se les dio placebo, mostraron al menos una reducción del 50% en los puntajes de depresión al final de la prueba. (Una reducción de esta magnitud se considera una "cura." 114 ). Además, un estudio de doble ciego controlado con placebo de 70 personas con depresión que no respondieron bien al tratamiento con medicamentos, descubrió que el añadir etil-EPA (una forma modificada de un ingrediente principal del aceite de pescado) mejoró la respuesta. 126 Sin embargo, un estudio de doble ciego que utilizó DHA (otro ingrediente principal del aceite de pescado) sin medicamentos no halló beneficios. 128

Otras Hierbas y Suplementos

Al igual que el gingko, el suplemento fosfatidilserina se utiliza principalmente para la decadencia mental en los ancianos, pero también podría ofrecer beneficios antidepresivos para los mayores. 68,69Acetil-L-carnitina también ha mostrado ser prometedora para el grupo con esta edad. 108,109

Las dietas bajas en vitamina B 6 o vitamina B 12 se han asociado con los síntomas de la depresión. 110,111 Mientras que hay poca evidencia directa de que el tomar esos suplementos pueda ayudar a combatir la depresión, las deficiencias de vitamina B 6 son comunes y las deficiencias de vitamina B 12 ocurren con más frecuencia en la edad avanzada, así que tal vez sea una buena idea tomar esas vitaminas con base en principios generales.

En un pequeño estudio de doble ciego controlado con placebo, la infusión de lavanda mejoró la efectividad antidepresiva del medicamento imipramina. 129 La hormona DHEA se ha demostrado algo prometedora para la depresión. 113

Cuando la depresión es caracterizada por rápidos cambios de humor, dormir y comer en exceso, una sensación de parálisis pesada y una sensibilidad extrema a los sucesos negativos de la vida, se llama a la enfermedad "depresión atípica". Un estudio muy pequeño (15 participantes) de doble ciego controlado con placebo descubrió que el picolinato de cromo podría ser útil para esta forma de depresión. 130

Las hierbas y suplementos betacaroteno , damiana , NADH , pregnenolona y tirosina algunas veces también son recomendados para la depresión, pero hay poca evidencia hasta la fecha de si funcionan en verdad.

Un estudio doble ciego en 42 personas con depresión severa no encontró mejoras con el suplemento inositol . 107

Terapias Alternativas

Varias terapias alternativas se han mostrado algo prometedoras para el tratamiento de la depresión, incluyendo la acupuntura , 100Ayurveda , 131hatha yoga , 132 y masaje . 133

Además, un cúmulo de evidencia en aumento sugiere, en promedio, que la estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS) podría ser útil para la depresión. 101 - 105,115 - 122,134 - 136

Hierbas y Suplementos que puede Usar Sólo con Precaución

Distintas hierbas y suplementos podrían interactuar de forma adversa con medicamentos utilizados para tratar la depresión. Para más información acerca de este posible riesgo, vea el artículo del medicamento individual en la sección de Interacciones de Medicamentos de esta base de datos.

Revision Information

  • 1

    Laakmann G, Schule C, Baghai T, et al. St. John's wort in mild to moderate depression: the relevance of hyperforin for the clinical efficacy. Pharmacopsychiatry . 1998;31(suppl):54 - 59.

  • 2

    Linde K, Ramirez G, Mulrow CD, et al. St. John's wort for depression - an overview and meta-analysis of randomised clinical trials. BMJ . 1996;313:253 - 258.

  • 3

    Philipp M, Kohnen R, Hiller KO. Hypericum extract versus imipramine or placebo in patients with moderate depression: randomised multicentre study of treatment for eight weeks. BMJ. 1999;319:1534 - 1539.

  • 4

    Schrader E, Meier B, Brattstrom A. Hypericum treatment of mild-moderate depression in a placebo-controlled study. A prospective, double-blind, randomized, placebo-controlled, multicentre study. Hum Psychopharmacol. 1998;13:163 - 169.

  • 5

    Shelton RC, Keller MB, Gelenberg A, et al. Effectiveness of St. John's wort in major depression: a randomized controlled trial. JAMA . 2001;285:1978 - 1986.

  • 6

    Kalb R, Trautmann-Sponsel RD, Kieser M. Efficacy and tolerability of hypericum extract WS 5572 versus placebo in mildly to moderately depressed patients. A randomized double-blind multicenter clinical trial. Pharmacopsychiatry . 2001;34:96 - 103.

  • 7

    Harrer G, Schmidt U, Kuhn U, et al. Comparison of equivalence between the St. John's wort extract LoHyp-57 and fluoxetine. Arzneimittelforschung. 1999;49:289 - 296.

  • 8

    Schrader E. Equivalence of St John's wort extract (Ze 117) and fluoxetine: a randomized, controlled study in mild - moderate depression. Int Clin Psychopharmacol. 2000;15:61 - 68.

  • 9

    Brenner R, Azbel V, Madhusoodanan S, et al. Comparison of an extract of hypericum (LI 160) and sertraline in the treatment of depression: a double-blind, randomized pilot study. Clin Ther. 2000;22:411 - 419.

  • 10

    Suzuki O, Katsumata Y, Oya M, et al. Inhibition of monoamine oxidase by hypericin. Planta Med . 1984;50:272 - 274.

  • 11

    Bladt S, Wagner H. Inhibition of MAO by fractions and constituents of hypericum extract. J Geriatr Psychiatry Neurol. 1994;7(suppl 1):S57 - S59.

  • 12

    Thiede HM, Walper A. Inhibition of MAO and COMT by hypericum extracts and hypericin. J Geriatr Psychiatry Neurol. 1994;7(suppl 1):S54 - S56.

  • 13

    Muller WE, Rossol R. Effects of hypericum extract on the expression of serotonin receptors . J Geriatr Psychiatry Neurol . 1994;7(suppl 1):S63 - S64.

  • 14

    Muller WE, Kasper S, Volz HP, et al. Hypericum extract (LI160) as an herbal antidepressant. Pharmacopsychiatry. 1997;30(suppl 2):71 - 134.

  • 15

    Laakmann G, Schule C, Baghai T, et al. St. John's wort in mild to moderate depression: the relevance of hyperforin for the clinical efficacy. Pharmacopsychiatry . 1998;31(suppl):54 - 59.

  • 48

    Heller B. Pharmacological and clinical effects of D-phenylalanine in depression and Parkinson's disease. In: Mosnaim AD, Wolf ME, eds. Noncatecholic Phenylethylamines , Part 1. New York, NY: Marcel Dekker; 1978:397 - 417.

  • 49

    Beckmann H, Athen D, Olteanu M, et al. DL-phenylalanine versus imipramine: a double-blind controlled study. Arch Psychiatr Nervenkr. 1979;227:49 - 58.

  • 50

    Beckmann H. Phenylalanine in affective disorders. Adv Biol Psychiatry . 1983;10:137 - 147.

  • 54

    Byerley WF, Judd LL, Reimherr FW, et al. 5-hydroxytryptophan: a review of its antidepressant efficacy and adverse effects. J Clin Psychopharmacol . 1987;7:127 - 137.

  • 55

    Poldinger W, Calanchini B, Schwarz W. A functional-dimensional approach to depression: Serotonin deficiency as a target syndrome in a comparison of 5-hydroxytryptophan and fluvoxamine. Psychopathology. 1991;24:53 - 81.

  • 63

    Eckmann F. Cerebral insufficiency--treatment with Ginkgo-biloba extract. Time of onset of effect in a double-blind study with 60 inpatients [translated from German]. Fortschr Med . 1990;108:557 - 560.

  • 64

    Schubert H, Halama P. Depressive episode primarily unresponsive to therapy in elderly patients: efficacy of Ginkgo biloba extract EGb 761 in combination with antidepressants [translated from German]. Geriatr Forsch . 1993;3:45 - 53.

  • 65

    Huguet F, Drieu K, Piriou A. Decreased cerebral 5-HT 1A receptors during ageing: reversal by Ginkgo biloba extract (EGv 761). J Pharm Pharmacol . 1994;46:316 - 318.

  • 68

    Maggioni M, Picotti GB, Bondiolotti GP, et al. Effects of phosphatidylserine therapy in geriatric patients with depressive disorders. Acta Psychiatr Scand . 1990;81:265 - 270.

  • 69

    Brambilla F, Maggioni M, Panerai AE, et al. Beta-endorphin concentration in peripheral blood mononuclear cells of elderly depressed patients - effects of phosphatidylserine therapy. Neuropsychobiology. 1996;34:18 - 21.

  • 70

    Bressa GM. S-adenosyl-l-methionine (SAMe) as antidepressant: meta-analysis of clinical studies. Acta Neurol Scand Suppl . 1994;154:7 - 14.

  • 71

    Echols JC, Naidoo U, Salzman C. SAMe (S-adenosylmethionine). Harv Rev Psychiatry . 2000;8:84 - 90.

  • 72

    Delle Chiaie R, Pancheri P. Combined analysis of two controlled, multicentric, double blind studies to assess efficacy and safety of Sulfo-Adenosyl-Methionine (SAMe) vs. placebo (MC1) and SAMe vs. clomipramine (MC2) in the treatment of major depression [in Italian; English abstract]. G Ital Psicopatol . 1999;5:1 - 16.

  • 73

    Delle Chiaie R, Pancheri P, Scapicchio P. MC3: multicentre, controlled efficacy and safety trial of oral S-adenosyl-methionine (SAMe) vs. oral imipramine in the treatment of depression [abstract]. Int J Neuropsychopharmcol . 2000;3(suppl 1):S230.

  • 74

    Bell KM, Plon L, Bunney WE Jr, et al. S-adenosylmethionine treatment of depression: a controlled clinical trial. Am J Psychiatry . 1988;145:1110-1114.

  • 75

    De Vanna M, Rigamonti R. Oral S-adenosyl-L-methionine in depression. Curr Ther Res . 1992;52:478 - 485.

  • 76

    Bell KM, Potkin SG, Carreon D, et al. S-adenosylmethionine blood levels in major depression: changes with drug treatment. Acta Neurol Scand Suppl . 1994;154:15 - 18.

  • 77

    Echols JC, Naidoo U, Salzman C. SAMe (S-adenosylmethionine). Harv Rev Psychiatry . 2000;8:84 - 90.

  • 78

    Bressa GM. S-adenosyl-l-methionine (SAMe) as antidepressant: meta-analysis of clinical studies. Acta Neurol Scand Suppl . 1994;154:7 - 14.

  • 79

    Delle Chiaie R, Pancheri P, Scapicchio P. MC4: multicentre, controlled efficacy and safety trial of intramuscular S-adenosyl-methionine (SAMe) vs. oral imipramine I the treatment of depression [abstract]. Int J Neuropsychopharmcol. 2000;3(suppl 1):S230.

  • 90

    Alpert JE, Fava M. Nutrition and depression: the role of folate. Nutr Rev . 1997;55:145 - 149.

  • 91

    Passeri M, Cucinotta D, Abate G, et al. Oral 5'-methyltetrahydrofolic acid in senile organic mental disorders with depression: results of a double-blind multicenter study. Aging (Milano) . 1993;5:63 - 71.

  • 92

    Godfrey PS, Toone BK, Carney MW, et al. Enhancement of recovery from psychiatric illness by methylfolate. Lancet . 1990;336:392 - 395.

  • 93

    Heseker H, Kubler W, Pudel V, et al. Psychological disorders as early symptoms of a mild-to-moderate vitamin deficiency. Ann N Y Acad Sci . 1992;669:352 - 357.

  • 94

    Crellin R, Bottiglieri T, Reynolds EH. Folates and psychiatric disorders: Clinical potential. Drugs . 1993;45:623 - 636.

  • 95

    Botez MI. Folate deficiency and neurological disorders in adults. Med Hypotheses . 1976;2:135 - 140.

  • 96

    Coppen A, Swade C, Jones SA, et al. Depression and tetrahydrobiopterin: the folate connection. J Affect Disord . 1989;16:103 - 107.

  • 97

    Coppen A, Bailey J. Enhancement of the antidepressant action of fluoxetine by folic acid: a randomised, placebo controlled trial. J Affect Disord . 2000;60:121 - 130.

  • 98

    Coppen A, Bailey J. Enhancement of the antidepressant action of fluoxetine by folic acid: a randomised, placebo controlled trial. J Affect Disord . 2000;60:121 - 130.

  • 99

    Meyer T, Broocks A. Therapeutic impact of exercise on psychiatric diseases: guidelines for exercise testing and prescription. Sports Med . 2000;30:269 - 279.

  • 100

    Eich H, Agelink MW, Lehmann E, et al. Acupuncture in patients with minor depressive episodes and generalized anxiety. Results of an experimental study [in German; English abstract]. Fortschr Neurol Psychiatr . 2000;68:137 - 144.

  • 101

    Pascual-Leone A, Rubio B, Pallardo F, et al. Rapid-rate transcranial magnetic stimulation of the left dorsolateral prefrontal cortex in drug-resistant depression. Lancet . 1996;348:233-237.

  • 102

    Klein E, Kreinin I, Chistyakov A, et al. Therapeutic efficacy of right prefrontal slow repetitive transcranial magnetic stimulation in major depression: a double-blind controlled study. Arch Gen Psychiatry . 1999;56:315 - 320.

  • 103

    George MS, Wassermann EM, Kimbrell TA, et al. Mood improvement following daily left prefrontal repetitive transcranial magnetic stimulation in patients with depression: a placebo-controlled crossover trial. Am J Psychiatry . 1997;154:1752 - 1756.

  • 104

    Berman RM, Narasimhan M, Sanacora, et al. A randomized clinical trial of repetitive transcranial magnetic stimulation in the treatment of major depression. Biol Psychiatry . 2000;47:332 - 337.

  • 105

    Padberg F, Zwanzger P, Thoma H, et al. Repetitive transcranial magnetic stimulation (rTMS) in pharmacotherapy-refractory major depression: comparative study of fast, slow and sham rTMS. Psychiatry Res . 1999;88:163 - 171.

  • 106

    Boutros NN, Gueorguieva R, Hoffman RE, et al. Lack of a therapeutic effect of a 2-week sub-threshold transcranial magnetic stimulation course for treatment-resistant depression. Psychiatry Res . 2002;113:245 - 254.

  • 107

    Nemets B, Mishory A, Levine J, et al. Inositol addition does not improve depression in SSRI treatment failures. J Neural Transm. 1999;106:795 - 798.

  • 108

    Bella R, Biondi R, Raffaele R, et al. Effect of acetyl-L-carnitine on geriatric patients suffering from dysthymic disorders. Int J Clin Pharmacol Res. 1990;10:355 - 360.

  • 109

    Garzya G, Corallo D, Fiore A, et al. Evaluation of the effects of L-acetylcarnitine on senile patients suffering from depression. Drugs Exp Clin Res . 1990;16:101 - 106.

  • 110

    Bell IR, Edman JS, Morrow FD, et al. B complex vitamin patterns in geriatric and young adult inpatients with major depression. J Am Geriatr Soc . 1991;39:252 - 257.

  • 111

    Zucker DK, Livingston RL, Nakra R, et al. B 12 deficiency and psychiatric disorders: case report and literature review. Biol Psychiatry . 1981;16:197 - 205.

  • 112

    Janicak PG, Dowd SM, Martis B, et al. Repetitive transcranial magnetic stimulation versus electroconvulsive therapy for major depression: preliminary results of a randomized trial. Biol Psychiatry . 2002;51:659 - 667.

  • 113

    Wolkowitz OM, Reus VI, Keebler A, et al. Double-blind treatment of major depression with dehydroepiandrosterone. Am J Psychiatry. 1999;156:646 - 649.

  • 114

    Nemets B, Stahl Z, Belmaker RH. Addition of omega-3 fatty acid to maintenance medication treatment for recurrent unipolar depressive disorder. Am J Psychiatry. 2002;159:477-479.

  • 115

    Garcia-Toro M, Mayol A, Arnillas H, et al. Modest adjunctive benefit with transcranial magnetic stimulation in medication-resistant depression. J Affect Disord. 2001;64:271 - 275.

  • 116

    Grunhaus L, Dannon PN, Schreiber S, et al. Repetitive transcranial magnetic stimulation is as effective as electroconvulsive therapy in the treatment of nondelusional major depressive disorder: an open study. Biol Psychiatry . 2000;47:314 - 324.

  • 117

    Hasey G. Transcranial magnetic stimulation in the treatment of mood disorder: a review and comparison with electroconvulsive therapy. Can J Psychiatry. 2001;46:720-727.

  • 118

    Kirkcaldie MT, Pridmore SA, Pascual-Leone A. Transcranial magnetic stimulation as therapy for depression and other disorders. Aust N Z J Psychiatry. 1997;31:264 - 272.

  • 119

    Manes F, Jorge R, Morcuende M, et al. A controlled study of repetitive transcranial magnetic stimulation as a treatment of depression in the elderly. Int Psychogeriatr. 2001;13:225 - 231.

  • 120

    Pridmore S. Substitution of rapid transcranial magnetic stimulation treatments for electroconvulsive therapy treatments in a course of electroconvulsive therapy. Depress Anxiety. 2000;12:118 - 123.

  • 121

    Szuba MP, O'Reardon JP, Rai AS, et al. Acute mood and thyroid stimulating hormone effects of transcranial magnetic stimulation in major depression. Biol Psychiatry. 2001;50:22 - 27.

  • 122

    Teneback CC, Nahas Z, Speer AM, et al. Changes in prefrontal cortex and paralimbic activity in depression following two weeks of daily left prefrontal TMS. J Neuropsychiatry Clin Neurosci. 1999;11:426 - 435.

  • 123

    Hypericum Depression Trial Study Group. Effect of Hypericum perforatum (St. John's Wort) in major depressive disorder: a randomized controlled trial. JAMA. 2002;287:1807-1814.

  • 124

    Behnke K, JensenGS, Graubaum HJ, et al. Hypericum perforatum versus fluoxetine in thetreatment of mild to moderate depression. Adv Ther. 2002;19:43-52.

  • 125

    van Gurp G, Meterissian GB, Haiek LN, et al. St John's wort or sertraline?Randomized controlled trial in primary care. Can Fam Physician. 2002;48:905-912.

  • 126

    Peet M, Horrobin DF. A dose-ranging study of the effects of ethyl-eicosapentaenoate in patients with ongoing depression despite apparently adequate treatment with standard drugs. Arch Gen Psychiatry. 2002;59:913-919.

  • 127

    Pancheri P, Scapicchio P, Chiaie RD. A double-blind, randomized parallel-group, efficacy and safety study of intramuscular S-adenosyl-L-methionine 1,4-butanedisulphonate (SAMe) versus imipramine in patients with major depressive disorder. Int J Neuropsychopharmacol . 2002;5:287 - 294.

  • 128

    Marangell LB, Martinez JM, Zboyan HA, et al. A double-blind, placebo-controlled study of the omega-3 fatty acid docosahexaenoic acid in the treatment of major depression. Am J Psychiatry . 2003;160:996 - 998.

  • 129

    Akhondzadeh S, Kashani L, Fotouhi A, et al. Comparison of Lavandula angustifolia Mill tincture and imipramine in the treatment of mild to moderate depression: a double-blind, randomized trial. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry . 2003;27:123 - 127.

  • 130

    Davidson JR, Abraham K, Connor KM, et al. Effectiveness of chromium in atypical depression: a placebo-controlled trial. Biol Psychiatry . 2003;53:261 - 264.

  • 131

    Sharma K, Kushwaha H, Sharma, S. A placebo-controlled trial on the efficacy of Mentat in managing depressive disorders. Probe . 1993;33:26 - 31.

  • 132

    Janakiramaiah N, Gangadhar BN, Naga Venkatesh Murthy PJ, et al. Antidepressant efficacy of Sudarshan Kriya Yoga (SKY) in melancholia: a randomized comparison with electroconvulsive therapy (ECT) and imipramine. J Affect Disord . 2000;57:255 - 259.

  • 133

    Field T. Massage therapy. Med Clin North Am. 2002;86:163 - 171.134. Dolberg OT, Dannon PN, Schreiber S, et al. Transcranial magnetic stimulation in patients with bipolar depression: a double blind, controlled study. Bipolar Disord . 2002;4:94 - 95.