• Home
  • Health Library

Los diuréticos tiazídicos son comúnmente utilizados para tratar la hipertensión.

Los medicamentos en este grupo incluyen

  • bendroflumetiazida (Naturetin)
  • benzotiazida (Exna)
  • clorotiazida (Diurigen, Diuril)
  • clortalidona (Hygroton, Thalitone)
  • hidroclorotiazida (Esidrix, Ezide, HydroDIURIL, Hydro-Par, Microzide, Oretic)
  • hidroflumetiazida (Diucardin, Saluron)
  • indapamida (Lozol)
  • meticlotiazida (Aquatensen, Enduron)
  • metolazona (Mykrox, Zaroxolyn)
  • politiazida (Renese)
  • quinetazona (Hydromox)
  • triclormetiazida (Diurese, Metahydrin, Naqua)
  • y otros
Potasio

Los diuréticos tiazídicos provocan una constante y significativa pérdida de potasio. El tratamiento clásico para esto es comer plátanos y tomar jugo de naranja. Los complementos de potasio también son prescritos frecuentemente.

Los medicamentos que combinan tiazidas y diuréticos ahorradores de potasio podrían producir un efecto impredecible en los niveles de potasio en el cuerpo. Si está utilizando dichos medicamentos, no incremente su consumo de potasio excepto bajo la recomendación de su médico.

Magnesio

El uso a largo plazo (más de 6 meses) de diuréticos tiazídicos podría provocar una deficiencia de magnesio. 1,2,3 Sucesivamente, esta pérdida de magnesio puede incrementar el agotamiento de potasio. 4

Ya que la deficiencia de magnesio es común de cualquier forma, si toma diuréticos de tiazida seguramente tendrá sentido tomar complementos de magnesio en la dosis de la U.S. Dietary Reference Intake (anteriormente conocida como la Recommended Dietary Allowance.)

Calcio

Cuando son tomados durante largos periodos, los diuréticos tiazídicos tienden a incrementar los niveles de calcio al disminuir la cantidad expulsada por el cuerpo e, indirectamente, al afectar los niveles de vitamina D. 5 - 8 No es probable que esto provoque un problema. Sin embargo, ya que los niveles altos de calcio en el cuerpo pueden provocar efectos secundarios como depósitos de calcio, si está utilizando diuréticos tiazídicos debería consultar con su médico sobre la dosis apropiada de calcio y vitamina D para usted.

Coenzima Q10 (CoQ10)

Evidencia preliminar sugiere que los diuréticos tiazídicos podrían afectar la habilidad del cuerpo para sintetizar la coenzima Q 10 (CoQ 10 ), 9 una sustancia importante para el funcionamiento cardíaco normal. Aunque no sabemos con certeza que tomar complementos de CoQ 10 proporcionará algún beneficio específico, complementar con CoQ 10 en principio general podría ser una buena idea.

Zinc

De manera reportada, los diuréticos tiazídicos pueden provocar pérdida de zinc en la orina. 10 Ya que la deficiencia de zinc es relativamente común, debería asegurarse de obtener el suficiente zinc cuando utilice estos medicamentos.

Regaliz

Si está utilizando diuréticos tiazídicos, no consuma raíz de regaliz. Esta raíz podría agravar el agotamiento de potasio provocado por las tiazidas. 11 Sin embargo, la forma especial de regaliz conocida como regaliz de glicirrhizinazado (DGL por sus siglas en inglés) no debería provocar este problema.

Revision Information

  • 1

    al-Ghamdi SM, Cameron EC, and Sutton RA. Magnesium deficiency: pathophysiologic and clinical overview. Am J Kidney Dis 24: 737 - 752, 1994.

  • 2

    Dorup I. Magnesium and potassium deficiency. Its diagnosis, occurrence and treatment in diuretic therapy and its consequences for growth, protein synthesis and growth factors. Acta Physiol Scand Suppl 618: 1 - 55, 1994.

  • 3

    Martin BJ and Millian K. Diuretic-associated hypomagnesemia in the elderly. ArchIntern Med 1987, 147: 1768 - 1771, 1987.

  • 4

    Whang R, Whang DD, and Ryan MP. Refractory potassium repletion - a consequence of magnesium deficiency. Arch Intern Med 152: 40 - 45, 1992.

  • 5

    Riis B and Christiansen C. Actions of thiazide on vitamin D metabolism: A controlled therapeutic trial in normal women early in the postmenopause. Metabolism 34: 421 - 424, 1985.

  • 6

    Lemann J Jr, Gray RW, Maierhofer WJ, et al. Hydrochlorothiazide inhibits bone resorption in men despite experimentally elevated serum 1,25-dihydroxyvitamin D concentrations. Kidney Int 28: 951 - 958, 1985.

  • 7

    Crowe M, Wollner L, and Griffiths RA. Hypercalcaemia following vitamin D and thiazide therapy in the elderly. Practitioner 228: 312 - 313, 1984.

  • 8

    Gora ML, Seth SK, Bay WH, et al. Milk-alkali syndrome associated with use of chlorothiazide and calcium carbonate. Clin Pharm 8: 227 - 229, 1989.

  • 9

    Kishi H, et al. Bioenergetics in clinical medicine. III. Inhibition of coenzyme Q 10 -enzymes by clinically used anti-hypertensive drugs. Res Commun Chem Pathol Pharmacol 12(3): 533 - 540, 1975.

  • 10

    Reyes AJ, Leary WP, Lockett CJ, et al. Diuretics and zinc. S Afr Med J 62: 373 - 375, 1982.

  • 11

    Shintani S, Murase H, Tsukagoshi H, et al. Glycyrrhizin (licorice)-induced hypokalemic myopathy. Report of two cases and review of the literature. Eur Neurol 32: 44 - 51, 1992.