• Home
  • Health Library

Health Library

image for apples article The American Heart Association recomienda que limite su consumo de alimentos con alto contenido de calorías o bajos en nutrientes, incluyendo alimentos como refrescos y dulces que contienen muchos azúcares. Sabemos que el refresco y la comida chatarra son malos para nosotros. Pero ¿en realidad sabemos por qué?

A Continuación Se Presenta el Porqué:

Debido a que existe dicho enfoque en consumir una dieta baja en grasa , con frecuencia las personas creen que cualquier alimento que es bajo en grasa es intrínsecamente saludable. ¡Éste no es el caso! Por ejemplo, el refresco y el dulce sólido no tienen grasa, pero tampoco contienen vitaminas, minerales, fibra u otros ingredientes que promueven la salud. Lo que sí tienen es azúcar y mucha. Mucha azúcar puede agregar muchas calorías.

Consumir alimentos con alto contenido de azúcar y calorías puede llevar al aumento de peso. Tener sobrepeso es uno de los tres factores de riesgo principales para un ataque cardiaco .

Además, con frecuencia los alimentos azucarados reemplazan a los alimentos más saludables. Por ejemplo, ¿cuando fue la última vez que eligió un refresco en lugar de un vaso de leche descremada o gomitas de osito como refrigerio en lugar de una manzana?

Cómo Disminuir el Consumo de Alimentos Sin Calorías:

A continuación se presentan unos cuantos consejos para ayudar a disminuir su consumo de alimentos sin calorías.

No se deje engañar por los dulces bajos en grasa. Con frecuencia, cuando los fabricantes de alimentos retiran la grasa de las galletas, galletas saladas, pasteles y otros alimentos de refrigerio, agregan azúcar para agregar el sabor que se perdió con la grasa. El resultado es que muchos refrigerios bajos en grasa proporcionan la misma cantidad de calorías (o más) que el producto original. Así que una etiqueta en el paquete que indique bajo en grasa no le otorga la libertad de comerse toda la caja. Sigue siendo importante considerar las calorías y limitar los refrigerios.

Encuentre formas de satisfacer su gusto por lo dulce. Algunas veces un poco de azúcar podría ayudar mucho. Intente alguna de estas tácticas:

  • En lugar de cereal azucarado que ha comido desde que era un niño, prepare un tazón de avena y cúbralo con algo de azúcar morena, miel y jarabe de arce.
  • Coma como refrigerio un tazón de puré de manzana; si no está lo suficientemente dulce agregue pasas o azúcar morena.
  • Las frutas, tanto las frescas como las secas, son dulces y podrían ofrecerle la preparación azucarada que está buscando a las 3:00 de la tarde o después de la cena. Pruebe alguna fruta primero, antes de dirigirse al dulce, y vea si eso satisface su gusto por lo dulce.

Elija versiones dietéticas. Si sólo le encanta el sabor del refresco y no puede imaginar comer rosetas de maíz o pizza con algo más, intente una versión dietética. O si lo que se le antoja son las burbujas, consiga un vaso de una de las siguientes bebidas de cero calorías:

  • Agua mineral (algunas son de sabores)
  • Agua con gas (agregue un toque de jugo de fruta para darle sabor)
  • Fresca®

  • American Dietetic Association

    http://www.eatright.org/

  • American Heart Association

    http://www.heart.org/

  • The Nutrition Source

    Harvard School of Public Health

    http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/

  • Canadian Cardiovascular Society

    http://www.ccs.ca/

  • Dietiticans of Canada

    http://www.dietitians.ca/

  • Duyff RL. The American Dietetic Association's Complete Food & Nutrition Guide . 3rd ed. Hoboken, NJ: John Wiley & Sons, Inc; 2006.

  • Our 2006 diet and lifestyle recommendations. American Heart Association website. Disponible en: http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=3040349 . Accedido junio 30, 2008.